Home

Europa no ofrece alternativas a los inmigrantes africanos

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Durante el fin de semana la marina militar italiana rescat√≥ a 5 mil personas que intentaban migrar a Europa a trav√©s del Mediterr√°neo. El colaborador de En Perspectiva en Paris, Rafael Mandressi se√Īal√≥ que la crisis migratoria se agravar√° por el comienzo del verano, ya que las condiciones para navegar son m√°s favorables. Seg√ļn Mandressi, a pesar de que en el Parlamento Europeo hay una mayor√≠a a favor de abrir las puertas a la inmigraci√≥n para evitar una nueva cat√°strofe, en los gobiernos el tema est√° siendo encarado como un asunto de seguridad. Para peor, la mayor responsabilidad para paliar la crisis la tiene Italia, Espa√Īa o Grecia, pa√≠ses que no ofrecen un futuro promisorio a los migrantes.¬†

Lunes 04.05.2015, hora

EMILIANO COTELO:

Hace un par de semanas Europa se vio sacudida por la muerte de alrededor de 800 inmigrantes, ahogados en el Mediterr√°neo. Las cosas no han quedado ah√≠: el √©xodo contin√ļa.

Los datos publicados por la Marina Militar de Italia son escalofriantes. Entre el s√°bado y el domingo rescataron a m√°s de 5.000 personas que intentaban cruzar el mar, mientras que otras 10 perdieron la vida.

Europa se enfrenta al desafío de considerar el tema como una crisis humanitaria o como una cuestión de inmigración y seguridad.

¬ŅC√≥mo reacciona Europa?, ¬Ņhacia d√≥nde va? Vamos a charlarlo con Rafael Mandressi, colaborador de En Perspectiva en Paris.

ROMINA ANDRIOLI:

Emiliano comentaba algo en la introducci√≥n, pero ¬Ņc√≥mo ha evolucionado esta situaci√≥n despu√©s de los naufragios de hace un par de semanas, que tanto hemos comentado?

RAFAEL MANDRESSI:

La opini√≥n bastante generalizada es que ha evolucionado de manera muy decepcionante, sobre todo por las medidas que unos d√≠as despu√©s de ese naufragio fueron anunciadas. Especialmente teniendo en cuenta que, como reci√©n dec√≠a Emiliano, el √©xodo contin√ļa y va a continuar. No va a ser solo como este fin de semana, sino que adem√°s en los pr√≥ximos meses va a comenzar el verano y por temas simplemente clim√°ticos se va a complicar este tema. El verano es una ocasi√≥n m√°s propicia que otras para que se intenten operaciones de entrada ilegal en Europa, en particular a trav√©s del Mediterr√°neo, que ha sido la principal v√≠a por la cual inmigrantes indocumentados intentan alcanzar las costas europeas, fundamentalmente en Italia, pero tambi√©n en Grecia y en Espa√Īa.

RA ‚Äď Recordemos cu√°les fueron las medidas que tom√≥ la Uni√≥n Europea cuando se dio este hecho lamentable, el naufragio en el que murieron 800 inmigrantes. Se hizo una cumbre tras la cual se anunciaron medidas, quiz√°s vale la pena recordar en qu√© consist√≠an.

RM ‚Äď Si, lo que se decidi√≥ b√°sicamente es, por un lado reforzar los recursos para la operaci√≥n llamada Trit√≥n, se triplicaron esos recursos, pasaron de casi tres a nueve millones de euros por mes. Esto significa volver, de hecho, a una situaci√≥n anterior en t√©rminos de fondos, que era el dinero que Italia, √ļnicamente, consagraba a otra operaci√≥n, llamada Mare Nostrum, que en 2014 se decidi√≥ detener para reemplazarla con esta otra, Trit√≥n, que ten√≠a hasta esta cumbre un tercio del presupuesto que ten√≠a Mare Nostrum. De todos modos hay una diferencia entre ambas: Mare Nostrum era b√°sicamente un dispositivo de salvataje, mientras Trit√≥n es un dispositivo de protecci√≥n de fronteras. La suspensi√≥n de las operaciones de salvataje se hizo con el argumento de que si las redes que lucran con los inmigrantes ilegales saben que de todas maneras, pase lo que pase, los van a salvar, es favorecerles el negocio. Lo que ocurri√≥ fue que se produjeron incidentes y accidentes grav√≠simos como el naufragio del que habl√°bamos reci√©n.

De modo que la primera decisión fue volver, en términos por lo menos de dinero, a la situación que prevalecía antes. Después hubo también una decisión de reforzar los recursos y los medios de la agencia europea que controla las fronteras exteriores, Frontex se llama, que involucra a los países del Acuerdo de Schengen, aquellos que dentro de la UE decidieron abolir las fronteras internas, por ejemplo Reino Unido no está dentro de este sistema.

El tercer aspecto tiene que ver con lo que podr√≠a llamarse la parte humanitaria o de solidaridad del asunto. Pasa b√°sicamente por acordar con un poquito m√°s de apertura y flexibilidad las autorizaciones para refugiados, en particular sirios y africanos, que son los que conforman el grueso de estos contingentes, para instalarse en los pa√≠ses de Europa. De todas maneras esta √ļltima medida es extraordinariamente t√≠mida porque se limita √ļnicamente a invocar la buena voluntad de cada uno de los Estados y no hay, como se pens√≥ en alg√ļn momento que pod√≠a llegar a haber, una resoluci√≥n europea como tal.

El conjunto de medidas fue considerado bastante pobre y decepcionante, incluido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el luxemburgués que reemplazó a José Manuel Durão Barroso hace algunos meses, que fue muy crítico ante el Parlamento Europeo por la tibieza de las acciones frente a las dimensiones del problema.

RA ‚Äď T√ļ ya comentabas algo, pero, ¬Ņc√≥mo est√° procesando a la interna de la UE esta discusi√≥n entre si abordar el tema como una crisis humanitaria o una cuesti√≥n m√°s bien de inmigraci√≥n y seguridad? ¬ŅQu√© podemos decir de los principales actores?

RM ‚Äď La conclusi√≥n que uno puede sacar de acuerdo a lo que se decidi√≥ en la cumbre del 23 de abril es que el acento est√° puesto en inmigraci√≥n y seguridad y menos en los aspectos humanitarios. Lo que es interesante es que por lo menos dentro del Parlamento Europeo la visi√≥n que prevalece es exactamente la contraria, incluidas las bancadas de la derecha europea. De hecho el propio presidente de la Comisi√≥n Europea, Juncker, es un representante de esa derecha que est√° llegando a proponer que se facilite a√ļn m√°s, en t√©rminos generales, el ingreso de inmigrantes a Europa. La frase de Juncker fue muy elocuente en ese sentido: vamos a abrir las puertas para tratar de evitar que la gente siga entrando por las ventanas. Lo cual es muy realista, por otra parte, porque no es posible detener con medidas √ļnicamente represivas el flujo migratorio, y por lo tanto si el acento se pone exclusivamente en temas de seguridad lo que puede terminar pasando es que haya mayor cantidad de accidentes m√°s o menos graves y que se favorezca el negocio de las mafias que se dedican a pasar inmigrantes.

RA ‚Äď Y yendo a ese punto, ¬Ņqu√© est√° pasando con los inmigrantes que s√≠ consiguen llegar a las costas?, porque ese es otro de los √°ngulos que est√° en debate en estos momentos: qui√©nes acogen a los inmigrantes.

RM ‚Äď Exacto, ese es uno de los temas m√°s que delicados. Una propuesta que hubo en su momento de que se establecieran cuotas para que cada uno de los pa√≠ses de la UE recibiera un contingente determinado de los inmigrantes que llegan a las costas. Esa propuesta no prosper√≥ y por lo tanto lo que sigue en vigor es lo que se llama el Tratado de Dubl√≠n II, que fuerza al Estado al que llega el inmigrante a procesar solo el expediente de esta persona de comienzo, es decir: cada Estado se hace cargo de aquellos inmigrantes que llegan a su territorio. Esto quiere decir b√°sicamente transferirle a los Estados mediterr√°neos y del sur de Europa la mayor responsabilidad en todo esto, dadas las v√≠as por las cuales la inmigraci√≥n ilegal entra en territorio europeo, mayoritariamente por esa v√≠a del cruce del Mediterr√°neo en tres puntos: mediterr√°neo oriental, central y occidental, y alguna otra v√≠a de paso m√°s al norte, pero es minoritaria.

De modo que en definitiva le están diciendo básicamente a Italia: hágase cargo, lo cual pone al gobierno italiano en una situación muy complicada

RA ‚Äď Claro, en momentos en que Italia est√° complicada por sus propia situaci√≥n interna.

RM ‚Äď Exacto, parad√≥jicamente los pa√≠ses que est√°n m√°s complicados desde todo punto de vista, en particular desde el econ√≥mico, son los que si no se reforma el Tratado de Dubl√≠n II tienen que hacer frente pr√°cticamente solos a esta situaci√≥n. M√°s all√° de esta peque√Īa suba en el presupuesto de la operaci√≥n Trit√≥n y de Frontex, que de todos modos sigue poniendo el acento en intentar bloquear la llegada y no en organizar mejor la situaci√≥n de aquellos que logran efectivamente entrar.

RA ‚Äď Hay una nota de El Pa√≠s de Madrid que es bastante categ√≥rica en ese sentido, dice: ‚ÄúPor el momento, Europa no reserva muchas m√°s alternativas a los que escapan de √Āfrica huyendo de la guerra y la miseria: o cad√°veres en el Mediterr√°neo, o reclusos en centros que parecen c√°rceles, o fantasmas sin derechos vagando por las ciudades‚ÄĚ.

RM ‚Äď S√≠, es una muy buena descripci√≥n de la situaci√≥n que en este momento es la que prevalece para los inmigrantes, son b√°sicamente esas tres ‚Äúalternativas‚ÄĚ. Lo cual de todos modos no disuade a estas poblaciones de seguir intentando venir: la implosi√≥n de unos cuantos Estados en la zona circundante del Mediterr√°neo no ha hecho sino acrecentar los desplazamientos de poblaci√≥n que, adem√°s de las razones de pobreza y miseria, tienen que ver ahora con situaciones de inseguridad y violencia pol√≠tica, o violencia sin adjetivos en cada uno de esos Estados. El ejemplo paradigm√°tico de esto es el de Libia.

EC ‚Äď Si ser√° terrible la vida interna en esos pa√≠ses como para que el movimiento, para que la pasi√≥n por emigrar a Europa contin√ļe, pese a las condiciones que les esperan en caso de llegar y pese a que a esta altura creo que todos los que est√°n encarando la aventura de la emigraci√≥n saben que est√°n tratando con mafiosos sin escr√ļpulos que los meten en barcos que no dan ning√ļn tipo de seguridad y que es muy probable que tengan alg√ļn tipo de accidente en el trayecto. Igual, pese a todo eso, esta gente sigue.

RM ‚Äď Si, y como dec√≠as, sigue poni√©ndose en manos de verdaderas mafias. Respecto de los barcos por ejemplo ah√≠ hay tambi√©n un tema que no se pudo resolver: una de las ideas que circul√≥ en su momento y que todav√≠a est√° en tr√°mite era la de incautar y destruir esos barcos una vez que los interceptaran en el Mediterr√°neo.

EC ‚Äď S√≠, se hablaba de la posibilidad de bombardear esos barcos cuando est√°n vac√≠os en los puertos.

RM ‚Äď Si, pero por el momento, de acuerdo a lo que he podido saber, es una posibilidad que no se puede poner en pr√°ctica por una sencilla raz√≥n: el derecho internacional. Algunos gobiernos europeos, el de Francia entre otros, lo quieren llevar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.