Transcripciones

Entrevista, martes 8 de setiembre: Susana Mangana

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Entrevista a la especialista en cultura 谩rabe Susana Mangana.

Vea el video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Martes 08.09.2015, hora 10.15

ROMINA ANDRIOLI (RA) 鈥擡stamos con Susana Mangana, quien ha estado en contacto en todo este proceso con las familias sirias. Susana, estuviste cuando la delegaci贸n de Uruguay viaj贸 a L铆bano justamente a reunirse y entrevistarse con estas familias, has estado en contacto a lo largo de estos meses con ellos, y ahora tambi茅n ante esta nueva situaci贸n, 驴c贸mo la est谩s viendo?

SUSANA MANGANA (SM) 鈥擡n los 煤ltimos meses la verdad que he perdido bastante el contacto, desde que el programa tom贸 otro rumbo con otras instituciones que se sumaron, como la propia PNUD [Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo], yo entend铆 que no se me convocaba para actuar ni de agente intercultural ni de mediadora. En realidad es m谩s bien una amistad que desarroll茅 con ellos a t铆tulo personal, porque viv铆 el proceso de selecci贸n, los dos viajes que efectuamos en misi贸n oficial junto al equipo en aquel momento dirigido 鈥搚 supongo que continua hasta el d铆a de hoy鈥 por el doctor Javier Miranda, fuimos a seleccionarlos y despu茅s a ayudarlos en su llegada a Uruguay, en todo lo que era el traslado, para facilitar tambi茅n la parte an铆mica, la parte psicol贸gica, que es importante con un contingente as铆.

Ahora bien, eso no quita que he estado en contacto, con algunos miembros y algunas familias m谩s que otras, y que conozco que desde el inicio su queja era la misma: el temor a que Uruguay es muy caro, a que no van a poder sostenerse por s铆 mismos, pero claro, tambi茅n con una cierta cerraz贸n y obstinaci贸n a la hora de no entender que Uruguay les estaba tendiendo la mano, que hay una ayuda y una programaci贸n de gastos. Evidentemente siempre uno quiere m谩s, todo lo que uno pueda rascar y ara帽ar, pero las ayudas son importantes: tienen cada uno su casa, su hogar constituido, ten铆an tambi茅n posibilidades varias de trabajo, en algunos casos los rechazaron ellos, en otras entiendo que quiz谩s no se busc贸 otras opciones desde el programa que quiz谩s hubieran sido m谩s adecuadas, pero errores se cometen en todos los pa铆ses.

Creo que aqu铆 ha faltado ese trabajo de mediaci贸n cultural, de trabajo con ellos conociendo sus claves; c贸mo viv铆an en Siria, qu茅 tipo de cultura, qu茅 tipo de orden pol铆tico est谩n acostumbrados a manejar鈥 Evidentemente esa libertad que existe en Uruguay, incluso para poder acampar frente a la casa de gobierno鈥 Es innegable que aqu铆 ha faltado ese ejercicio de hacerles ver tambi茅n todo lo positivo que pueden encontrar, no solo para los adultos sino tambi茅n para los ni帽os peque帽os, algunos nacidos en territorio uruguayo. Eso es lo triste.

RA 鈥斅縔 cu谩nto puede tener que ver esto que hoy estamos viendo, estas manifestaciones a nivel local, con lo que est谩 pasando en Europa, de otros sirios que est谩n logrando entrar a Europa y ven la panacea en Alemania?

SM 鈥擧as puesto el dedo en la llaga. Ellos son refugiados, siempre digo esto en clave de humor, hoy sin humor alguno: no son tontos, ven televisi贸n, tienen celulares, est谩n en contacto con parientes, con otros refugiados y desplazados que seguramente est谩n en tr谩nsito. Una de las familias intent贸 llegar a Alemania v铆a Serbia que no lo logr贸, porque en Turqu铆a qued贸 retenida en el aeropuerto, algo que era totalmente previsible tambi茅n. Creo que tiene mucho que ver su regreso la semana pasada con lo que es ahora la 鈥渟ublevaci贸n popular de los sirios鈥, por as铆 decirlo. Pero evidentemente esto tambi茅n tiene que ver con las manifestaciones que vemos en Europa y que se han enterado de que Alemania y Francia est谩n abriendo un poquito, o bastante, el grifo para permitir la entrada de refugiados.

Ahora, 驴es esto inteligente o realista?, 驴creen ellos que van a conseguir las ayudas que tienen hoy asignadas en Uruguay?, 驴por qu茅 no han quemado otras velas antes de decidirse, por ejemplo contactar con otros ciudadanos compatriotas, ya no sirios pero palestinos, libaneses, que todav铆a algunos de ellos hablan el idioma鈥?

RA 鈥擯orque est谩n planteando cosas muy extremas, 驴no? Est谩n diciendo directamente: 鈥淣os queremos ir鈥, incluso鈥

SM 鈥斺淣os queremos ir, nos tratan mal鈥.

RA 鈥擨ncluso: 鈥減referimos volver a Siria鈥.

SM 鈥擡so es f谩cil decirlo, marcarse un farol es f谩cil, sostenerlo es otra cosa. Primero: para Siria son desertores, punto, y eso tiene un castigo que no es precisamente que le pasen la mano por la cabeza. Son desertores para su gobierno.

Tambi茅n ayer le铆a en prensa que se quejan de que no tienen documentos v谩lidos para ir a Argentina y presentarse a la embajada siria. Quiero ver si al se帽or que hoy est谩 aqu铆 manifest谩ndose y hablando con todas las radios y los canales de televisi贸n le permiten entrar a la embajada de su pa铆s. A ver si el embajador, no el presidente sirio, el embajador sirio en Argentina lo recibe y c贸mo lo recibe. Una cosa es ufanarse y tener ese talante altanero cuando sabes que no hay una consecuencia f铆sica para tu seguridad y otra cosa es decir: 鈥減refiero volver a Siria鈥.

A Siria no vuelven porque son desertores, tampoco tienen f谩cil entrada, y L铆bano dudo mucho que los reciba, porque ha cerrado las puertas a los refugiados, no solo a los sirios, sino tambi茅n a los de otros pa铆ses, sobre todo porque se han visto desbordados por esta guerra civil. Adem谩s porque L铆bano y Siria tienen una historia compartida de recelo, de resentimiento del liban茅s y desde luego que no los quieren. Cuando fuimos a buscar a los sirios y les dec铆as [a los libaneses] que ibas a traer 120 se re铆an y dec铆an: 鈥120.000, ll茅vatelos a todos, por favor鈥. No los quieren porque entienden que son una carga onerosa para su Estado pero adem谩s desbalancean a la poblaci贸n.

NICOL脕S BATALLA (NB) 鈥斅縔 qu茅 tan real ves eso que han dicho en esta ocasi贸n de que cuando vinieron las promesas eran las de un porvenir m谩s sencillo鈥?

SM 鈥擜h铆 yo quiero poner foco, ah铆 s铆 me siento aludida, en el resto hablo como ciudadana y como conocedora, que creo que he dado sobradas pruebas en estos a帽os de que claves culturales, idioma鈥 pero no solo, el idioma es una parte de ello, es comprender la mec谩nica mental de la gente de un pa铆s, conozco Uruguay, Siria, Oriente Medio, y adem谩s por estratos sociales, que eso adem谩s tambi茅n es importante aclararlo: estamos hablando de un grupo de personas que no tienen todos la misma instrucci贸n, sobre todo las mujeres adultas son todas semianalfabetas, los j贸venes, que tendr铆an que estar hoy en la escuela, ya acoplados al sistema educativo, y creo que as铆 pueden haberlo estado, lo que ha faltado es voluntad de las familias de entender que esto era una oportunidad de oro.

Evidentemente que si hubieran hecho las cosas de otra manera muchos de ellos podr铆an estar hoy incluso trabajando en San Pablo o viviendo en Brasil, donde tienen otras redes para poder vincularse. Recordemos que la inmigraci贸n siria no es nueva en la regi贸n, los sirio-libaneses llegaron al R铆o de la Plata hace mucho tiempo, hasta 1925, escapaban de la conscripci贸n del Imperio Otomano. Ah铆 tenemos a las familias de los Abuchaljas, de los Alem Garc铆a, a los Matta Karam, hay cantidad de familias en Uruguay bien asentadas, bien integradas y compenetradas con la identidad uruguaya, que llegaron en peores condiciones que estas familias, sin nadie que les dijera: tomen un sueldo, una casa, 驴a qu茅 escuela quieren ir tus hijos?, toma, te llevamos a arreglar la boca en el [Hospital de] Cl铆nicas o a un programa de salud.

A ver, las mujeres sirias que dieron a luz en Uruguay, al menos una que yo visit茅, dio a luz en el mismo hospital donde yo tuve a mis dos hijas en una sala para ella a solas, estaba en una habitaci贸n exclusiva, en la [Asociaci贸n] Espa帽ola. Tuvo el mismo trato que podemos tener otras personas e incluso mejor, porque hay personas uruguayas que aun queriendo no pueden pagarse una habitaci贸n exclusiva para dar a luz. Eso tambi茅n es justo que se lo contemos a ese se帽or que tanto los moviliza y los revolotea, que revuelve al avispero, decirle: 驴en tu pa铆s t煤 tendr铆as esta ayuda?, 驴y en L铆bano? Cuando dicen 鈥淨ueremos volver a L铆bano鈥, 驴van a tener ayuda oficial, un sueldo a cargo del Estado?, me r铆o, me da risa.

驴Van a tener un programa de salud que les d茅 cobertura total a toda la familia, 14 individuos?, me da m谩s risa todav铆a, porque yo recuerdo a uno de ellos, y no voy a dar el nombre, que cuando vino a la entrevista en la embajada de Uruguay en L铆bano me dijo: 鈥淢e ca铆, tuve un problema, un percance, fui al hospital y no me quisieron atender, me duele mucho la pierna鈥, recuerdo qui茅n es.

Yo soy espa帽ola residente en Uruguay hace muchos a帽os, tengo cuatro hijos viviendo aqu铆, s茅 lo que gasto en colegio, en la canasta b谩sica familiar, s茅 lo que cuesta la vida, un taxi y un 贸mnibus. Mal podemos haber prometido, yo o alguien del equipo, que iban a ganar un sueldo de 1.500 d贸lares o euros, porque sabemos que no los gana aqu铆 una persona sin cualificaci贸n.

Evidentemente son ganas de manipular las conversaciones, de enchastrar aquella gesti贸n, al equipo que viaj贸, y eso no es serio de su parte. Eso hay que decirlo en sus claves, en sus c贸digos, porque si ellos patalean y nosotros los recibimos con cierto miedo y les damos entrada a la Presidencia y todo, evidentemente ellos van a seguir forcejeando hasta conseguir lo que quieren. Yo apuesto a que no es L铆bano el destino final que buscan, porque tienen una idea rom谩ntica, como todo refugiado creen que van a llegar a Alemania o Francia y que les van a dar muchas m谩s ayudas que aqu铆, pero adem谩s est谩n so帽ando con esa idea de estar otra vez en comunidad. Eso s铆 es verdad, en Uruguay no hay una masa cr铆tica de 谩rabes y musulmanes, lo hemos dicho siempre, pero eso no es culpa del pa铆s, ellos sab铆an muy bien a d贸nde ven铆an porque se les explic贸, se les mostraron videos e im谩genes, se les dijo lo que hab铆a y lo que no. Es faltar a la verdad decir ahora que se les enga帽贸.

Otra cosa es que yo creo que el trabajo de mediaci贸n cultural se pod铆a haber hecho de una forma diferente. Es la parte que yo manejo como docente y que yo podr铆a haber imaginado hacerlo de otra manera, viendo todo lo positivo que tiene este pa铆s, no solamente para ellos sino para todos los inmigrantes que han llegado hasta aqu铆.

RA 鈥擡s un tema que tiene muy movilizada a la audiencia desde temprano, hay mensajes que dan a entender que son desagradecidos鈥

SM 鈥擫a gente en Uruguay est谩 diciendo que son ingratos y desagradecidos con justa raz贸n, aquellos que no reciben una ayuda del Estado o que creen que podr铆an recibirla y ven lo que han recibido los sirios con justa raz贸n se quejan. Est谩 pasando lo que pasa con los inmigrantes en Europa.

Por otro lado este colectivo est谩 siendo injusto y ego铆sta con aquellos colectivos que podr铆an venir detr谩s, porque f铆jate ahora en qu茅 papel quedan las familias que est谩n esperando para venir. El gobierno seguramente est茅 pensando: si no hemos podido con 42 qu茅 hacemos con 72 m谩s. Es ah铆 donde yo creo que tambi茅n hay que apelar al raciocinio, al sentido com煤n.

Pero vuelvo a decir: son personas de alguna manera tambi茅n manipulables por alguien que tenga cierto liderazgo o carisma, vaya usted a saber si no ha habido tambi茅n manijazos de personas del pa铆s que por una cuesti贸n de vendetta pol铆tica pueden decirles: 鈥淰ete y pide esto y lo otro鈥. Yo s茅 de gente que les ha dicho: 鈥淣o hables con Susana porque no te va a traer nada bueno鈥, me doli贸 much铆simo escuchar esto de parte de uno de los refugiados, porque mi 谩nimo nunca fue sacar nada de partido. Yo no cobr茅 un peso por viajar, evidentemente se me pagaron mis vi谩ticos para poder sostenerme all铆 y pagar el hotel, pero no he cobrado un peso por lo que hice, y si alguien dice que s铆 quiero que me muestre la boleta donde firm茅 yo el recibo, no lo tengo.

Lo que digo es que es una pena haber llegado a esta situaci贸n. En estos momentos van a ser tildados como ingratos por la sociedad uruguaya y esto nos dificulta a aquellos que queremos trabajar con las claves interculturales, con el decir que la multiculturalidad es buena, que tenemos que recibir inmigrantes, no solo de Siria, sino tambi茅n de [Rep煤blica] Dominicana, de Colombia y de Chechenia, eso es lo triste.

Vea el video de la entrevista

***

Transcripci贸n: Andrea Mart铆nez