EnPerspectiva.uy

Entrevista central, viernes 4 de marzo: Laura Motta

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Entrevista con la profesora Laura Motta, consejera del Codicen.

DSCN3427-ok-16-9-728

Video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Viernes 04.02.2016, hora 8.15

EMILIANO COTELO (EC) ‚ÄĒEl comienzo del a√Īo lectivo trajo algunas novedades. No solo transcurri√≥ en una relativa calma en la relaci√≥n entre autoridades y sindicatos, que hac√≠a a√Īos no se ve√≠a. Adem√°s, la fecha elegida fue m√°s temprana que lo habitual, como una de varias medidas destinadas a ganar d√≠as de clase. Y, por otra parte, las autoridades destacaron el alto nivel de asignaci√≥n de horas docentes, tanto en primaria como en secundaria.

De todos modos, en los gremios hubo reparos a este clima de optimismo. Distintos voceros han dicho, por ejemplo, que el adelanto del inicio ha derivado en dificultades administrativas y cargos sin cubrir. Otros advirtieron que más días de clase no garantiza mayor o mejor aprendizaje.

Teniendo en cuenta que hoy es viernes, aprovechamos para pasar raya a esta semana en estos temas. Para eso estamos con la profesora Laura Motta, consejera en el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Nacional (ANEP).

Me dio la impresi√≥n de que el Codicen, los consejos desconcentrados y el propio presidente de la Rep√ļblica se preocuparon por que este comienzo de clases marcara un contraste fuerte con el clima de conflictividad y la p√©rdida de clases que pautaron el a√Īo pasado, 2015. ¬ŅHab√≠a una preocupaci√≥n por ese lado, efectivamente?

LAURA MOTTA (LM) ‚ÄĒSin duda que luego de un a√Īo como el a√Īo pasado, en que se desarrollaron varios conflictos y afortunadamente logramos llegar a fin de a√Īo con acuerdos, hab√≠a un empe√Īo especial en comenzar las clases con otro tono. Porque cuando en un pa√≠s se dice que est√° todo mal, que la educaci√≥n est√° mal, que los ni√Īos o j√≥venes no pueden estar, tambi√©n hay un convencimiento, sea como sea la situaci√≥n, de que eso es as√≠. No solamente es la realidad, sino tambi√©n la forma en la cual esa realidad se presenta y se mira.

En ese sentido estamos haciendo muchos esfuerzos, y no solo las autoridades, todos los que estamos involucrados en la educaci√≥n, para que esto no sea as√≠. Porque todos los uruguayos queremos que la educaci√≥n sea buena y que los ni√Īos y j√≥venes tengan la oportunidad de estudiar con tranquilidad y recibir lo mejor que el pa√≠s puede darles. En ese sentido es que hemos trabajado fuertemente y hemos trabajado todos.

EC ‚ÄĒVamos a verlo en detalle, vamos a tratar de recorrer lo que se hizo. Complementando lo que usted se√Īalaba, de alg√ļn modo abonando esa impresi√≥n que yo mencionaba, tomo unas declaraciones del presidente del Codicen, Wilson Netto, que dijo que las clases comenzaban bajo la premisa de lograr ‚Äútrayectorias continuas, completas y protegidas‚ÄĚ. ¬ŅQu√© quiere decir eso?

LM ‚ÄĒEsa es una de las metas que nos hemos propuesto, que la educaci√≥n mire al estudiante, no se mire a s√≠ misma c√≥mo est√° organizada administrativamente en primaria, secundaria, UTU. Es un cambio sustantivo, es dejar de mirar desde lo administrativo para mirar desde la persona. Y mirar desde la persona tambi√©n significa mirar desde c√≥mo una familia que tiene un hijo, un joven hace ese trayecto, va acompa√Īando.

En ese salto entre primaria y secundaria muchas veces el estudiante y la familia quedaban solos, y a veces era casi un salto al vac√≠o, sab√≠as que del otro lado hab√≠a algo pero ten√≠as que llegar. Con esto de trayectorias educativas pretendemos que lleguen al final de la educaci√≥n obligatoria, esto es, al sexto a√Īo de educaci√≥n media, que se complete el ciclo obligatorio. Y que sean trayectorias protegidas porque desde la educaci√≥n, desde los centros educativos, desde el conjunto de las acciones acompa√Īamos para que la trayectoria sea completa, para que m√°s ni√Īos y j√≥venes lleguen al final.

Ya desde el a√Īo pasado hemos identificado algunas poblaciones que tienen m√°s problemas en este sentido y se ha creado una direcci√≥n nueva de Integraci√≥n Educativa, que tiene competencia de trabajo en todo el pa√≠s con aquellas poblaciones que territorialmente congregan mayor cantidad de j√≥venes particularmente y j√≥venes que se desvinculan m√°s f√°cilmente. Est√°n trabajando desde mayo, junio del a√Īo pasado, coordinando con otros organismos del Estado, como el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el Ministerio de Educaci√≥n y Cultura (MEC) y otros organismos que tienen que ver con esto. Porque cuando los j√≥venes dejan primaria en general uno piensa ‚Äútodos se inscriben‚ÄĚ en secundaria, pero no necesariamente. Nosotros sabemos qui√©nes dejaron primaria, qui√©nes aprobaron sexto a√Īo, y a aquellos que no se inscriben los vamos a buscar. J√≥venes en Red, del Mides, que ya ven√≠a desarrollando un trabajo similar, est√° trabajando con nosotros para irlos a buscar.

All√≠ interviene el programa Orientaci√≥n Educativa, que estaba en la √≥rbita del MEC, de la ANEP. No todos los j√≥venes saben qu√© es lo que quieren hacer, desde hace mucho tiempo el pa√≠s ofrece muchas opciones, pero si no son conocidas no sirven de mucho. Entonces Orientaci√≥n Educativa hace entrevistas, ve cu√°les son las necesidades y se facilita el ingreso a secundaria, a UTU, a los Cecap, al lugar que se vea que es m√°s provechoso para ese ni√Īo de acuerdo con √©l o con la familia.

Luego hay un trabajo que est√° pautado por los referentes de Integraci√≥n Educativa en el territorio. Se hizo una convocatoria a docentes, asistentes sociales, educadores sociales, etc√©tera, para que tambi√©n act√ļen sobre esta situaci√≥n en los diferentes departamentos.

La pretensión y la meta es que todo joven esté en alguna propuesta educativa, porque entendemos que ese vínculo con el docente, sea cual sea la propuesta educativa, es el que permite que los jóvenes culminen la educación media.

EC ‚ÄĒEn particular est√°n implementando sistemas que permiten seguir de cerca el ausentismo. Cuando el alumno est√° participando, est√° concurriendo por ejemplo a un liceo, pero empieza a faltar, ¬Ņahora lo van a poder detectar a tiempo? ¬ŅQu√© cambios hay en esa materia?

LM ‚ÄĒYa se vienen desarrollando desde hace varios a√Īos algunos programas inform√°ticos. Uno permite tener la informaci√≥n, buena informaci√≥n, en el momento justo. Para eso tenemos una georreferenciaci√≥n de los centros educativos, tenemos un programa que nos permite ver las caracter√≠sticas del centro georreferenciado, por tanto sabemos exactamente d√≥nde tenemos centros, qu√© caracter√≠sticas tienen, qu√© alumnado, etc√©tera.

Por otra parte, desde hace ya varios a√Īos se est√° implementando en primaria el programa Gur√≠, que es un registro de alumnos muy completo v√≠a inform√°tica. Estamos sustituyendo aquellas grandes planillas, libros del alumno en soporte papel que requer√≠an todo un procedimiento bastante largo, porque hab√≠a que hacer copia del libro cuando pasaba de una escuela a otra, y las inspecciones recib√≠an los datos muchas semanas o meses despu√©s. Con esto se logr√≥ tenerlo en tiempo real. Quiere decir que un inspector puede conocer, por ejemplo, qu√© alumnos asistieron, en qu√© momento, a una escuela.

EC ‚ÄĒ¬ŅY en secundaria qu√© pasa?

LM ‚ÄĒEn secundaria y en UTU tambi√©n se empez√≥ a trabajar. Ya tenemos consolidados los sistemas de inform√°tica de las bedel√≠as tanto de UTU como de secundaria ‚Äďen el cual todav√≠a se sigue trabajando, porque tiene mayor complejidad‚Äď para tener estos datos de los estudiantes informatizados.

Además de eso, se trabajó en el Registro Único del Alumno, un programa que permite que los datos de primaria pasen a secundaria y media. Aquello que nos pasaban de primaria cuando los alumnos entraban a secundaria, que recibíamos después de cuatro meses, cuando ya conocíamos a los alumnos, hoy los profesores lo tienen en tiempo real. Eso nos permite seguir estas trayectorias.

EC ‚ÄĒPero en particular en cuanto al ausentismo‚Ķ

LM ‚ÄĒEse es otro programa.

EC ‚ÄĒ‚Ķ ¬Ņen secundaria van a pasar lista con tablets, por ejemplo?

LM ‚ÄĒJustamente, en esto de seguir las trayectorias una de las cuestiones en las que tenemos que trabajar es lo que se llama la alerta temprana. Alerta Temprana es un sistema mediante el cual la educaci√≥n puede saber cu√°les son los estudiantes que est√°n en riesgo de desvincularse. Esto no es una cosa que no exista en el mundo, hay en otros pa√≠ses, Francia, Colombia, con los cuales tuvimos oportunidad de trabajar para ver c√≥mo lo implementaban ellos, y a partir de eso se cre√≥ el sistema nuestro. Se hace el seguimiento de las ausencias de los estudiantes. Antes el adscrito, el profesor, pasaban la lista con una tabla, hab√≠a unos papeles en los que se registraba el n√ļmero del alumno que faltaba. Hoy esto se est√° sustituyendo por las tablets, la tablita por la tableta.

EC ‚ÄĒTienen la informaci√≥n d√≠a a d√≠a, la pueden procesar d√≠a a d√≠a.

LM ‚ÄĒSe puede procesar d√≠a a d√≠a.

EC ‚ÄĒ¬ŅQu√© se hace despu√©s con el sistema de Alerta Temprana?

LM ‚ÄĒLa ausencia de un estudiante puede ser causada por una enfermedad, por alg√ļn problema, por problemas familiares. Esas ausencias de pronto son continuas, falta un d√≠a, dos d√≠as, tres d√≠as, una semana. All√≠ tenemos una serie de cargos docentes que est√°n trabajando en docencia indirecta, como los adscritos, los profesores orientadores pedag√≥gicos y una serie de otros cargos que se comunican con las familias, con las casas para ver qu√© es lo que est√° pasando.

Pero hay otro tipo de inasistencias que a veces pasaba desapercibida, porque el alumno faltaba uno o dos d√≠as en una semana y la otra semana faltaba otros dos d√≠as, y as√≠. La inasistencia intermitente. Esto tambi√©n es un indicador de que hay una posibilidad de desvinculaci√≥n. Cuando alguien pasa la lista por semana de pronto no nota eso, pero cuando uno ve el registro completo de ese alumno puede observar conductas que permiten que se act√ļe antes de que haya una desvinculaci√≥n real.

EC ‚ÄĒ¬ŅAhora s√≠ el sistema est√° en condiciones de actuar √°gilmente?

LM ‚ÄĒEl sistema est√° inform√°ticamente en condiciones. Por suerte la inform√°tica no lo hace todo y necesitamos tambi√©n a los humanos que ingresen los datos. Porque uno podr√≠a pensar: ya est√°, informatizamos todo y con eso solucionamos todos los problemas.

EC ‚ÄĒNo, lo que es un hecho es que con el desarrollo de la tecnolog√≠a, y sobre todo con todo lo que ha avanzado el Plan Ceibal en primaria y tambi√©n en secundaria, ya no hay excusa para que la informaci√≥n se maneje lentamente. Ahora la informaci√≥n est√°, est√° d√≠a a d√≠a, el asunto es qu√© capacidad de procesamiento y sobre todo de actuaci√≥n termina teniendo el liceo, por ejemplo.

LM ‚ÄĒHay dos cosas. La primera es que esto implica generar rutinas diferentes en los centros, culturalmente esa sustituci√≥n lleva su trabajo. Lo que pas√≥ en primaria, que llev√≥ un tiempo prolongado que los maestros se adaptaran al sistema y dem√°s, tambi√©n sucede ac√°. Lo que es claro es que esto lleg√≥ para quedarse, no es que estemos probando a ver si lo dejamos. Podr√°n tardar un poquito los ajustes en cuanto al uso, pero lleg√≥ para quedarse.

Lo segundo es que, una vez que está esta información, tenemos que tener los mecanismos claros, los procedimientos que se siguen en cada caso para poder hacer que esta alerta temprana efectivamente dé como resultado evitar la desvinculación en esto que es la concurrencia al centro educativo como primera medida.

Después tenemos otros indicadores, por ejemplo los resultados educativos. Si un joven no tiene buenos resultados se desanima y seguramente está más propenso a desvincularse. Pero principio tienen las cosas, estamos empezando por las inasistencias.

***

EC ‚ÄĒMencion√°bamos esta definici√≥n del presidente del Codicen: ‚ÄúLas clases comienzan bajo la premisa de lograr trayectorias continuas, completas y protegidas‚ÄĚ, y habl√°bamos de la preocupaci√≥n de no perder j√≥venes, de que contin√ļen dentro del sistema, por ejemplo en el pasaje de primaria a secundaria, etc√©tera. En ese contexto, pregunta un oyente qu√© pasa con las inscripciones en UTU, los cupos, las colas. Ah√≠ hay como una paradoja: 1.600 j√≥venes todav√≠a est√°n esperando un lugar en UTU, se anotaron y no hay c√≥mo dar satisfacci√≥n a esa demanda. Ve√≠a unas declaraciones del director de UTU: ‚ÄúCon lo que cuesta hoy estimular a los chiquilines a estudiar y hacerlos entender la importancia del estudio, donde nos dilatemos mucho en la respuesta, sabemos que el desest√≠mulo los gana enseguida‚ÄĚ. Ah√≠ tenemos 1.600 que quieren estudiar y no hay c√≥mo darles respuesta.

LM ‚ÄĒEs un tema muy complejo. Para estudiar en la UTU se requiere una infraestructura espec√≠fica de talleres y dem√°s. Eso hace que los cupos, tambi√©n por una cuesti√≥n de protecci√≥n de los estudiantes ‚Äďcu√°ntos pueden estar en un taller, cu√°ntos pueden estar trabajando con determinadas herramientas‚Äď, sean limitados. Todos conocimos clases en la Universidad en que se sentaban en el piso, en las escaleras o en donde sean; tambi√©n supimos conocerlas en secundaria. Hoy eso est√° fuera de todo, pero yo que trabaj√© muchos a√Īos en secundaria puedo decir que no hab√≠a bancos. Hoy esa situaci√≥n no est√° presente en nuestro sistema educativo.

Pero sí hay que tener cupos para determinados cursos que son muy requeridos porque están vinculados a la inserción en el mercado laboral, en esos es que tenemos listas de espera en las cuales se está trabajando para poder dar cabida. Sí tenemos cupos para que todos los jóvenes estén en alguna plaza educativa, pero de pronto hay más jóvenes que quieren inscribirse en una determinada orientación y no lo pueden hacer.

EC ‚ÄĒ¬ŅQu√© alternativa se les va a ofrecer? La soluci√≥n no puede ser que se queden boyando en la calle, en la vereda, en el barrio, sin estudiar.

LM ‚ÄĒNo, las plazas educativas para que todos los j√≥venes est√©n en clase existen.

EC ‚ÄĒ¬ŅEn UTU?

LM ‚ÄĒEn media.

EC ‚ÄĒDe acuerdo, pero si el joven quiere estudiar en UTU‚Ķ

LM ‚ÄĒPara cubrir eso tenemos las plazas. Nos pasa tambi√©n en los liceos, de pronto hay m√°s j√≥venes que quieren asistir a un determinado liceo y ese liceo est√° a tope, entonces se los deriva a otros. Es una cuesti√≥n com√ļn en la educaci√≥n. Y a veces un joven dice ‚Äúa m√≠ me queda bien el turno‚Ķ‚ÄĚ. Son cosas que conocemos y que nos han pasado a todos como padres, como docentes.

Estamos permanentemente analizando la demanda. UTU tiene una forma de trabajo muy interesante, lo que llaman el planillado: Planeamiento de UTU se mueve por todo el pa√≠s determinando cu√°les son los cursos que se van a abrir al a√Īo siguiente de acuerdo con las demandas que hay en ese lugar. Eso se conversa no solamente a la interna del sistema educativo, sino tambi√©n con los actores locales que tambi√©n van indicando cu√°l es la demanda seg√ļn c√≥mo se va desarrollando en esa parte del pa√≠s. Ese trabajo ya se hizo, se hace de setiembre-octubre a noviembre, para determinar los cursos.

Aun as√≠, aun con todo ese estudio que se realiza, pasan estas cosas, la gente hace cola porque no quiere perder el lugar, porque quiere alg√ļn tipo de centro determinado. Por ejemplo Prevencionista no es un curso de educaci√≥n b√°sica y obligatoria, sin embargo las colas son enormes porque hay muchos j√≥venes que quieren hacerlo. No hay lugar para todos en este momento, pero est√° claro que lo que nosotros tenemos que garantizar es la ense√Īanza obligatoria y que tener cursos abiertos para que todos puedan estudiar.

EC ‚ÄĒVe√≠a declaraciones de Miguel Venturiello, consejero de UTU, que se√Īalaba ‚Äúen una semana tenemos que tener una soluci√≥n‚ÄĚ.

LM ‚ÄĒEsa soluci√≥n puede ir por los caminos que mencionaba.

***

EC ‚ÄĒ Laura Motta es profesora de Educaci√≥n Media menci√≥n ingl√©s, graduada en el Instituto de Profesores Artigas (IPA). Luego, Licenciada en Educaci√≥n opci√≥n investigaci√≥n por la Universidad Cat√≥lica D√°maso Antonio Larra√Īaga (UCUDAL). Desde el a√Īo 2008 hasta el presente se ha desempe√Īado como Coordinadora del Programa de Pol√≠ticas Ling√ľ√≠sticas y del Programa Uruguay Estudia. De¬†2008 a 2010 fue, adem√°s, consejera en el Consejo Directivo Central de la ANEP; de 2010 a 2015 consejera en el¬†Consejo de Formaci√≥n en Educaci√≥n; y en marzo de 2015 fue designada nuevamente como consejera en el Consejo Directivo Central de la ANEP.

***

EC ‚ÄĒHablemos de estas medidas que se han puesto en pr√°ctica este a√Īo, en el comienzo de los cursos, medidas ‚Äúde ordenamiento‚ÄĚ. ¬ŅQu√© importancia le asignan al aumento de la cantidad de d√≠as y horas de clase? Parece que all√≠ pusieron un √©nfasis.

LM ‚ÄĒSin duda. En esto es muy importante resaltar el porqu√©. Porque no est√° establecido exactamente cu√°nto debe permanecer un estudiante en clase en t√©rminos pedag√≥gicos, pero s√≠ sabemos con claridad, y en eso no hay ninguna discusi√≥n en el √°mbito pedag√≥gico, que la relaci√≥n entre el estudiante y el docente es lo que permite generar los aprendizajes. La mediaci√≥n del docente es fundamental para el logro de los aprendizajes. Si no fuera as√≠, uno dir√≠a ¬Ņpara qu√© existen las escuelas, para qu√© existen los liceos?, podr√≠amos implementarlo desde otros lugares. Eso tambi√©n se da, pero hoy sabemos que ya no es como era a principios del siglo XX cuando todo el conocimiento era el que se impart√≠a en los centros escolares.

Hoy la informaci√≥n es much√≠sima, todos estamos muy bombardeados, incluso se habla de una intoxicaci√≥n de informaci√≥n. Entonces ¬Ņc√≥mo hace una persona para discernir cu√°l es la informaci√≥n valiosa? ¬ŅC√≥mo hace para seleccionar esa informaci√≥n y transformarla en conocimiento? ¬ŅC√≥mo hace para transformar ese conocimiento en saber? Esos son los procesos por los cuales un docente media. Entonces no alcanza con que est√©n cerca de la informaci√≥n o tengan acceso; que es muy importante, porque tener acceso a la informaci√≥n es democratizar la informaci√≥n, pero tambi√©n se necesita transformarla en conocimiento y saber. Eso es lo que hacen los docentes d√≠a a d√≠a en las aulas. Entonces que haya un contacto prolongado, continuo entre los docentes y los estudiantes es importante.

EC ‚ÄĒPara primaria se ha fijado un objetivo de 190 d√≠as de clase, que es una mejora con respecto a a√Īos anteriores.

LM ‚ÄĒSin duda. Es una mejora tanto en √©pocas normales y de tranquilidad, sin conflictividad, y sin duda es un paso enorme respecto a √©pocas de conflictividad. En el caso de primaria, seg√ļn el programa, es el Consejo el que tiene que fijar la cantidad de d√≠as de clase. Por eso se fija la fecha de inicio, porque la pretensi√≥n es llegar a los 190 d√≠as de clase en el a√Īo.

EC ‚ÄĒHan tomado varias medidas, por ejemplo la reducci√≥n de las vacaciones de invierno.

LM ‚ÄĒExactamente.

EC ‚ÄĒPasan a ser de una semana.

LM ‚ÄĒSon varias medidas. Tambi√©n hay que ver los or√≠genes de estas vacaciones. En principio hubo or√≠genes vinculados a situaciones sanitarias que se daban en esa √©poca del a√Īo. Tambi√©n sabemos que es necesario un corte para maestros y alumnos a mitad del a√Īo, eso se da en todos los sistemas educativos del mundo; en general se da un per√≠odo m√°s largo en verano y uno m√°s corto en invierno. Lo que se intenta es que efectivamente haya un continuo de aprendizaje y que los ni√Īos, particularmente en el caso de primaria, tengan tambi√©n ese corte, pero m√°s reducido.

EC ‚ÄĒPor otro lado, ustedes trabajaron para reducir al m√≠nimo los grupos de primaria sin maestro en el comienzo de clases y las horas de clase de secundaria sin asignar. Parece que el comienzo en este 2016 fue interesante en esta materia. ¬ŅCu√°les son las cifras finales? Porque entre lunes, martes hubo pol√©mica.

LM ‚ÄĒCifras actuales, verificadas ayer a la noche: 50 cargos de inicial y 22 cargos de com√ļn en primaria. Esto es antes de que se d√© el paso de convocar a docentes del interior del pa√≠s, que es lo que se va a hacer ahora, se va a convocar a docentes de Tacuaremb√≥, de Rivera y de Artigas. Pero este n√ļmero de cargos sin completar, que se van a completar prontamente ‚Äďya lo hemos hecho otros a√Īos as√≠‚Äď, significa menos de 1¬†% del total de cargos de todo el pa√≠s. Y cuando digo menos de 1¬†%, es un 0,0‚Ķ algo.

EC ‚ÄĒEstos cargos se van a cubrir con maestros que no tienen trabajo en sus departamentos y van a venir a la capital con alg√ļn tipo de apoyo, supongo, del Consejo de Primaria, del Codicen.

LM ‚ÄĒEn principio lo que se les ofrece concretamente son pasajes de ida y vuelta dos veces al mes, eso ya lo tienen asegurado. Estamos trabajando para ver si podemos tener otras ofertas para quienes no tienen d√≥nde alojarse y dem√°s.

EC ‚ÄĒ¬ŅTambi√©n se va a convocar a maestros jubilados?

LM ‚ÄĒHacemos siempre el mismo recorrido: primero los maestros efectivos concursados que no tienen cargo, despu√©s maestros que fueron titulados y no concursados y luego maestros jubilados.

EC ‚ÄĒ¬ŅQu√© pasa mientras tanto en secundaria?

LM ‚ÄĒEn secundaria tenemos una situaci√≥n tambi√©n pr√°cticamente hist√≥rica en cuanto a la asignaci√≥n de horas. Tenemos 17.000 horas sin cubrir. Uno dice ‚Äúqu√© barbaridad‚ÄĚ, pero en el total de 327.000 y algo de horas tampoco llegan al 1¬†%. Esto no quiere decir que no haya preocupaci√≥n por aquellas clases que no est√°n cubiertas. Se van a cubrir, todav√≠a no se han agotado todos los procedimientos para cubrirlas, porque al principio del a√Īo est√°n cubiertas. Por ejemplo en el caso de Ingl√©s, cuando se iban a iniciar las clases se dio un hecho hist√≥rico: estaban todas las horas cubiertas, no hab√≠a pasado nunca. Pero se inician las clases e inmediatamente hay licencias, se presentan o se generan situaciones porque los docentes tambi√©n son personas que tienen determinadas condiciones que hacen que de pronto puedan no estar en condiciones. Ah√≠ se genera otra vez un n√ļmero de horas vacantes, que de pronto son suplencias, pero est√°n vacantes, por lo cual se tiene que apelar nuevamente a los procedimientos. Quiere decir que si bien todav√≠a queda un remanente de horas por asignar, los n√ļmeros de asignaci√≥n de horas son excelentes para lo que han sido los √ļltimos a√Īos.

EC ‚ÄĒ¬ŅC√≥mo se van a cubrir las horas que hoy est√°n sin profesor?

LM ‚ÄĒVamos a seguir los procedimientos que est√°n establecidos en las circulares de secundaria en este caso, que establecen con claridad, igual que en primaria, efectivos primero, luego titulados no efectivos, no concursados y luego las listas de aspirantes interinos, que tienen tambi√©n sus categor√≠as. A medida que se van agotando se puede hacer un llamado complementario por el a√Īo.

EC ‚ÄĒY mientras tanto, ¬Ņqu√© hacen los alumnos que no tienen esas clases?

LM ‚ÄĒJustamente, por eso es que hemos determinado que todos los alumnos est√©n todo el d√≠a en clase.

EC ‚ÄĒEsa es otra de las medidas que han adoptado, que el alumno tiene que permanecer en el liceo durante todo el turno, incluso en esas horas que pueda tener vacantes. ¬ŅC√≥mo se cubren esas horas?

LM ‚ÄĒPor ejemplo, a un liceo de la Costa de Oro que siempre hab√≠a tenido problemas de asignaci√≥n hoy le faltan dos horas ‚Äďhay que ponerlo en t√©rminos de qu√© es lo que pasa en los liceos‚Äď, en el liceo de La Floresta faltan dos horas por cubrir. Esas dos horas son cubiertas por los adscritos, por los profesores que est√°n en el centro, hasta tanto sean cubiertas por la asignaci√≥n de horas. Pero no es una cuesti√≥n terrible, porque son importantes la asignatura y los conocimientos de la asignatura, pero hay una formaci√≥n que dan los docentes que est√°n a cargo de los grupos, sean o no de la especialidad. El adscrito educa, ense√Īa, forma a los estudiantes en muchos otros aspectos que son tambi√©n muy necesarios.

EC ‚ÄĒEst√° bien, pero se supone que si est√° prevista una materia, el alumno tiene que recibir conocimientos de esa materia. Entonces, la materia Ingl√©s, ¬Ņc√≥mo la termina adquiriendo ese alumno al que le toc√≥ la mala suerte de que no est√© el profesor designado?

LM ‚ÄĒUn caso es cuando la situaci√≥n no es definitiva. La semana que viene estas situaciones van a estar cubiertas, solucionadas. Hoy estamos a viernes, la semana que viene va a estar solucionada.

Y para cuando tenemos falta de profesores hemos estado ‚Äďen el caso de Ingl√©s particularmente‚Äď piloteando posibilidades de realizar cursos con profesores remotos. No podemos asignar esas horas, pero tenemos profesores que est√°n en otro lugar, que no podr√≠an estar en esa clase y por eso no toman esas horas. Para esos casos ha desarrollado en Uruguay una metodolog√≠a absolutamente original ‚Äďpara el Uruguay y para el mundo‚Äď que implica el trabajo con docentes remotos. En el caso de primaria esta metodolog√≠a y esta modalidad de abordar la clase se viene implementando en cuarto, quinto y sexto, porque ten√≠amos un problema de falta de profesores de Ingl√©s muy importante para universalizar en esos grados. Este a√Īo ya est√° sucediendo, estamos universalizando. Tenemos una forma de abordar la clase que implica que un profesor que est√° en otro lugar, lejos del sal√≥n, pero que tiene el equipamiento que est√° en todos los liceos, las escuelas t√©cnicas, los centros de formaci√≥n docente y los puntos donde esos docentes dan clase.

EC ‚ÄĒEl docente de Ingl√©s da clase desde un liceo a alumnos de otro, lo hace por Internet, por ejemplo.

LM ‚ÄĒPor ahora el docente remoto tiene que ir espec√≠ficamente a puntos focales.

EC ‚ÄĒ¬ŅTambi√©n est√° la posibilidad de que el docente d√© la clase desde su tel√©fono m√≥vil, por ejemplo?

LM ‚ÄĒEstamos trabajando en eso. Justamente, hace dos semanas asistimos a una presentaci√≥n de Ceibal de una modalidad que permitir√≠a realizar una clase remota desde un tel√©fono m√≥vil, desde una tablet o desde una computadora. Esto significa tambi√©n una preparaci√≥n de los docentes para abordar una forma diferente de relacionamiento con los estudiantes. Todos sabemos que hoy en d√≠a el avance de las computadoras, de Internet y de las comunicaciones a trav√©s de elementos m√≥viles permite un acercamiento bien distinto del que ten√≠amos antes. Antes si no ten√≠amos esta charla personal como tenemos ahora parec√≠a que no era posible. Hoy hay otros m√©todos que nos acercan, nos acercan a nuestras familias que est√°n en el exterior, nos acercan a personas que antes no so√Ī√°bamos con alcanzar, y tambi√©n nos dan una posibilidad, en lo que es el hecho educativo, de acercar un profesor a un grupo de alumnos.

***

EC ‚ÄĒHemos estado repasando algunas medidas, que podr√≠amos llamar de ordenamiento, que los consejos desconcentrados y el Codicen han preparado para este comienzo de cursos del a√Īo 2016 (aumento de la cantidad de d√≠as y horas de clase previstas para este a√Īo; reducci√≥n al m√≠nimo de los grupos de primaria sin maestro y de las horas de clase en secundaria sin asignar; medidas para seguir de cerca el ausentismo tanto de alumnos como de docentes; concentraci√≥n de las clases de secundaria de lunes a viernes y en lo posible no programar materias para los s√°bados, dejando ese d√≠a para actividades dedicadas a los docentes; obligaci√≥n de que los alumnos permanezcan en el liceo durante todo el turno, y para el caso de faltas de maestros o de profesores, la posibilidad de recurrir a docentes que desarrollen su tarea de forma remota, eventualmente desde una tablet o desde un tel√©fono m√≥vil).

Todo eso est√° muy bien, es muy bienvenido, pero no alcanza. Supongo que tambi√©n est√°n trabajando en el fondo del asunto. Por ejemplo, Tabar√© V√°zquez habl√≥ en la campa√Īa electoral de cambiar el ADN de la educaci√≥n uruguaya, y hoy la columna del doctor Guillermo Fossati en El Observador dice: ‚ÄúNos debemos un debate serio sobre cuestiones que refieren a c√≥mo lograr motivaci√≥n, c√≥mo ense√Īar mejor para que se pueda aprender mejor‚ÄĚ. Sobre esta parte, quiz√°s la m√°s compleja, ¬Ņalgunos titulares hoy para desarrollar otro d√≠a?

LM ‚ÄĒEn la educaci√≥n llegar a hablar de estas cuestiones parec√≠a imposible. Siempre habl√°bamos de los edificios, de la falta de profesores‚Ķ Hoy estamos llegando a hablar de lo que realmente importa. Quiere decir que hemos transitado un camino que nos permite ordenar y saber que est√°n las condiciones de educabilidad dadas para poder abordar con seriedad los problemas educativos y las transformaciones de fondo.

Si hay un cambio sustantivo que debe darse en este Uruguay es entender que la educaci√≥n obligatoria dej√≥ de ser solamente primaria. Este tal vez sea el cambio m√°s importante. Antes todos sab√≠amos en Uruguay que todos tienen que terminar primaria, pero no existe esa conciencia de que todos tienen que terminar secundaria o UTU, educaci√≥n media. Es un cambio muy importante. Muy importante para los j√≥venes, muy importante para las familias, muy importante para los docentes. La educaci√≥n secundaria surge y nace como una educaci√≥n proped√©utica para la universidad. Es m√°s, surge en el seno de la Universidad de la Rep√ļblica, luego se desprende, pero esa idea de que es proped√©utica sigue presente en secundaria.

De all√≠ al d√≠a de hoy ha habido un tr√°nsito muy importante que no siempre se ha acompa√Īado con los recursos necesarios y dem√°s. Hoy tenemos un presupuesto que seguimos diciendo que no es suficiente para todo lo que tenemos que hacer, pero que es much√≠simo mejor, ampliamente mejor que lo que ten√≠amos en otros momentos. Y con esto no quiero decir que quienes estuvieran en esos momentos no intentaran hacer las cosas y dar soluciones.

EC ‚ÄĒEn busca de resultados, ¬Ņpor d√≥nde viene lo principal?

LM ‚ÄĒHabl√°bamos de la motivaci√≥n, un tema sumamente importante. Todos sabemos que aprendemos lo que queremos aprender, no lo que nos quieren ense√Īar. Por tanto la motivaci√≥n es importante y generar en este mundo de hoy, tan mediado por las im√°genes, por la inmediatez, por el cambio r√°pido, adecuarnos a esto, tambi√©n significa cambiar las formas de establecer la clase.

Voy a poner solamente un ejemplo. Yo hice preparatorio en aquel momento de Arquitectura, estudi√°bamos Historia del Arte y ten√≠amos que imaginarnos las obras de arte tal como las describ√≠a el profesor porque no siempre ten√≠amos la posibilidad de verlas. Hoy cuando uno va a una clase de arte se encuentra en general un ca√Ī√≥n o un televisor en el que se est√°n proyectando las im√°genes. Eso hace que uno pueda visualizar mejor. Eso tiene que darse y sin duda es mucho m√°s motivante que tratar de escuchar a un profesor. Tambi√©n hay profesores excelentes que con el relato logran motivar al alumno. Quiere decir que no hay una sola forma de motivar, no es solamente la imagen, no es el cambio permanente, sino que es esa llegada que tiene el profesor al alumno de varias maneras, cada docente tiene que encontrar su forma. Pero tiene que encontrar su forma atendiendo tambi√©n a cu√°les son las formas de aprender de sus estudiantes, que son distintas, y no hay un √ļnico estudiante, sino que hay una multiplicidad de estudiantes distintos.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

Video de la entrevista