EnPerspectiva.uy

Entrevista central, viernes 22 de setiembre: Ricardo Gil Iribarne

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Entrevista con el contador Ricardo Gil Iribarne, presidente de la Junta de Transparencia y √Čtica P√ļblica.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Viernes 22.09.2017, hora 8.24

Video de la entrevista

EMILIANO COTELO (EC) ‚ÄĒEl s√°bado pasado, una semana despu√©s haber dejado el cargo de vicepresidente, Ra√ļl Sendic prometi√≥ ‚Äúarrancar de nuevo‚ÄĚ y encabezar la lista al Senado de su sector para las elecciones de 2019. Cuatro d√≠as m√°s tarde su situaci√≥n se volvi√≥ un poco m√°s comprometida. Adem√°s del informe lapidario del Tribunal de Conducta Pol√≠tica del Frente Amplio, que fue determinante para su dimisi√≥n, carga ahora con otro dictamen en su contra.

Este mi√©rcoles, la Junta de Trasparencia y √Čtica P√ļblica (JUTEP) dio a conocer los resultados de una investigaci√≥n que busc√≥ determinar si Sendic y los otros directores de Ancap se apartaron de las normas de conducta exigidas para los funcionarios p√ļblicos al utilizar las tarjetas corporativas de la empresa.

En el caso del exvicepresidente, la JUTEP concluy√≥ que incurri√≥ en ‚Äúviolaciones de normas de administraci√≥n de fondos p√ļblicos en lo referente a probidad, rectitud, legalidad, implicancias, buena administraci√≥n, rendici√≥n de cuentas y prohibici√≥n de uso indebido de fondos‚ÄĚ. El informe es muy detallista en el an√°lisis de las conductas y adem√°s luce riguroso con la falta de controles de Ancap sobre sus tarjetas corporativas.

¬ŅQu√© consecuencias puede tener esta resoluci√≥n?

Vamos a conversarlo con el presidente de la JUTEP, Ricardo Gil Iribarne.

El informe tiene 16 p√°ginas y es muy minucioso. ¬ŅExisten antecedentes de un dictamen de esta profundidad surgido de la JUTEP?

RICARDO GIL IRIBARNE (RGI) ‚ÄĒQue yo sepa, no. Antes que lo de la profundidad, es un informe que surge a partir de una decisi√≥n que la Junta toma de oficio. Eso s√≠ es absolutamente novedoso.

EC ‚ÄĒS√≠, est√°n esas dos singularidades.

RGI ‚ÄĒPor otro lado, es el informe que redacta el directorio actual, que tiene, como cualquier √≥rgano, su t√©cnica de redacci√≥n, su t√©cnica de an√°lisis. Creo que esto responde a una forma de encarar que es propia de este directorio, que esperamos que se mantenga. Tratamos adem√°s de ser rigurosos, detallistas, de anticiparnos a las dudas, a las posibilidades de que se atribuyeran intenciones que no tenemos. Fue y sigue siendo un tema muy pol√©mico, un tema politizado, un tema medi√°tico, entonces quisimos marcar que hab√≠a un estudio que intentaba ser serio, independiente, imparcial, sin prejuicios, y eso hay que volcarlo en el texto.

EC ‚ÄĒParece claro que este caso marca el comienzo de una nueva era en la JUTEP, que hasta ahora jugaba un papel m√°s bien burocr√°tico, m√°s bien pasivo‚Ķ

RGI ‚ÄĒLo hablamos cuando estuve ac√° la √ļltima vez. Es as√≠, sin duda.

EC ‚ÄĒEsa es la decisi√≥n de ustedes como autoridades. Y por lo visto tiene aval de sus superiores, del gobierno.

RGI ‚ÄĒNosotros no necesitamos aval, somos un organismo independiente, aut√≥nomo t√©cnicamente, no lo consultamos antes y nadie nos ha hecho ninguna objeci√≥n, ni sugerencia, ni pregunta. Lo cual es muy bueno para nosotros.

EC ‚ÄĒYo dec√≠a que, leyendo el texto, llama la atenci√≥n lo exigentes que ustedes fueron con Ancap. No les conform√≥ la respuesta en tres oportunidades, forzaron de cierta manera que se hiciera una b√ļsqueda exhaustiva de comprobantes que no aparec√≠an y que terminaron siendo entregados despu√©s de la insistencia de la JUTEP. ¬ŅC√≥mo eval√ļa en general las respuestas de Ancap? Es notorio que hubo dificultades para llevar a cabo el trabajo que ustedes le ped√≠an.

RGI ‚ÄĒS√≠, hubo dificultades que en parte entendemos. Ancap es una empresa que tiene que funcionar, que tiene su rol comercial, que tiene sus obligaciones, que en este tema estuvo muy expuesta y con requerimientos de muchos lados. En el primer informe que le solicitamos ni siquiera fijamos un plazo ni estimado ni sugerido, y la respuesta fue la respuesta a lo que le preguntamos, no le pedimos detalles, sino que le preguntamos c√≥mo funcionaba el sistema y si ellos ten√≠an informaci√≥n que era clave. Por ejemplo, si alguien pod√≠a usar la tarjeta corporativa para fines personales. Ancap nos contesta que no, que eso no lo controlaban. Entonces hacemos un segundo pedido de informe en el que decimos: ‚ÄúSi ustedes no lo controlan, lo vamos a tener que hacer nosotros; entr√©guennos los res√ļmenes de cuenta y los comprobantes que la reglamentaci√≥n que ustedes nos mandan dice que los directores ten√≠an que presentar‚ÄĚ.