EnPerspectiva.uy

Entrevista central, martes 15 de marzo: Sergio Botana

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Entrevista con el intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, presidente del Congreso Nacional de Intendentes.

EN PERSPECTIVA
Martes 15.03.2016, hora 8.19

EMILIANO COTELO (EC) ‚ÄĒ¬ŅC√≥mo bajar los costos de transporte en un momento de desaceleraci√≥n de la econom√≠a y de dificultades para acceder a los mercados? Esta es la pregunta del mill√≥n que en nuestra regi√≥n est√°n haci√©ndose los gobiernos, los empresarios exportadores y los expertos en log√≠stica y en comercio.

Una de las alternativas para bajar esos costos es el transporte fluvial, utilizando algunas de las hidrovías del Mercosur: la Paraná-Paraguay, la del río Uruguay y la que está proyectada en la cuenca de la laguna Merín.

Varios intendentes han reclamado que Uruguay dé mayor impulso a estas rutas de flujo comercial. Por eso el Congreso Nacional de Intendentes (CNI) organizó en febrero un seminario en el que se estudió cómo aprovechar mejor este recurso descuidado.

Esta semana el tema tuvo un avance, cuando el presidente Tabaré Vázquez decidió incorporar las conclusiones de este seminario a la agenda del Diálogo Social, una instancia que se lanza en estos días y en la que van a instalarse mesas para discutir políticas de Estado.

¬ŅQu√© cabe esperar ahora? Vamos a conversar con el presidente del CNI, el jefe comunal de Cerro Largo, Sergio Botana.

SERGIO BOTANA (SB) ‚ÄĒEs as√≠, los fletes tienen un alto peso sobre los costos, y en un mundo de precios tan acotados de los productos agr√≠colas en los mercados internacionales el costo del transporte termina siendo la determinante entre la posibilidad de producir o no, de plantar o no plantar. Y cuando no se planta, no hay ni servicios profesionales, ni gente trabajando en las plantaciones, ni servicios de transporte, ni servicios de carga y descarga. Se termina el trabajo y por lo tanto la posibilidad de autosustentarse. Esto es as√≠ en muchas regiones dentro de los pa√≠ses.

EC ‚ÄĒEsta inquietud del CNI por las hidrov√≠as no es algo nuevo. Recuerdo, por ejemplo, una entrevista que le hice a principios de 2014 al intendente de Treinta y Tres, Dardo S√°nchez, que ven√≠a de participar en Puerto Hordaz, Venezuela, en un taller sobre hidrov√≠as del Mercosur organizado por el Foro Consultivo de Municipios, Estados Federados, Provincias y Departamentos del Mercosur (FCCR Mercosur) y la CAF. Hace tiempo ya que ustedes est√°n trabajando en esto.

SB ‚ÄĒHace tiempo que el Congreso est√° trabajando, adem√°s trabajando con el Banco de Desarrollo de Am√©rica Latina-CAF, antes Corporaci√≥n Andina de Fomento, justamente utilizando el conocimiento que tiene este organismo acerca de esta tem√°tica de las hidrov√≠as.

EC ‚ÄĒPuede sorprender que los intendentes se ocupen de este asunto que quiz√°s suene m√°s propio del gobierno nacional. ¬ŅQu√© responde usted?

SB ‚ÄĒAhora Uruguay est√° presidiendo el FCCR, y el representante de Uruguay en ese nivel es el CNI. Pero esto tiene una explicaci√≥n muy clara: a los pa√≠ses les puede ir parte de su vida en que algunas regiones est√©n movilizadas. En Uruguay, si uno traza un eje vertical cort√°ndolo a la mitad, en todo el este no se planta en circunstancias como estas, se planta solo en circunstancias excepcionales de precios de los productos agropecuarios en el mundo. Y no se planta porque el flete de Cerro Largo y buena parte de Tacuaremb√≥, Rivera y Treinta y Tres a Nueva Palmira es m√°s caro que el de Nueva Palmira a la China.

EC ‚ÄĒLa producci√≥n de granos se exporta b√°sicamente a trav√©s del puerto de Nueva Palmira. Usted remarca la distancia que existe desde esa zona este-noreste del pa√≠s a ese puerto, que est√° en Colonia, sobre el r√≠o Uruguay.

SB ‚ÄĒInhibe la posibilidad de plantar. Entonces, m√°s all√° de que sea un tema nacional, para toda la regi√≥n este del Uruguay es un tema clave. Pero eso sucede con porciones enteras de Brasil, las que est√°n sobre el r√≠o Uruguay, y ni que hablar de Paraguay y Bolivia, que tienen una lucha de 500 a√Īos en este sentido. En el caso de Paraguay lleva casi 500 a√Īos, desde la fundaci√≥n de Asunci√≥n y la refundaci√≥n de Buenos Aires con el objetivo de tener all√≠ un lugar por donde salir; despu√©s el invento mat√≥ al inventor, porque Buenos Aires empez√≥ a querer tener la llave de los r√≠os. Toda esa cuesti√≥n lleva casi 500 a√Īos sin resolverse. Tenemos la esperanza de que el tema se haya resuelto en este seminario que realizamos.

EC ‚ÄĒEl tercer seminario ‚ÄúHacia un mejor aprovechamiento de las hidrov√≠as en el Mercosur‚ÄĚ, 4 y 5 de febrero ac√° en Montevideo, en el que participaron ministros y municipios representantes de Uruguay, Argentina, Paraguay, Brasil e instituciones p√ļblicas y privadas relacionadas con el tema. ¬ŅQu√© conclusiones se sacaron con respecto a la utilidad de la hidrov√≠a como infraestructura de transporte?

SB ‚ÄĒTodo el mundo tiene claro cu√°l es la importancia, pero es imprescindible resolver algunas cuestiones. Lo bueno de los talleres es que los representantes de la CAF, que m√°s o menos nos fueron guiando t√©cnicamente en los talleres, fueron extrayendo conclusiones muy puntuales y muy concretas, que fueron entregadas al presidente V√°zquez, en su car√°cter de presidente pro t√©mpore del Mercosur, para ir acordando con los distintos pa√≠ses las soluciones, los temas que implican el dragado de algunas partes, el establecimiento de puntos de carga y descarga en otras, la resoluci√≥n de algunos temas de tipo sindical o de defensa del trabajo de algunos o la soluci√≥n pol√≠tica de conflictos que se desatan en esa √°rea.

EC ‚ÄĒ¬ŅY en cuanto a conclusiones sobre la utilidad de la hidrov√≠a? Porque yo empezaba la entrevista tirando arriba de la mesa el factor econ√≥mico, pero el medio de transporte hidrov√≠a tambi√©n tiene ventajas, dicen ustedes, dice el propio informe salido del seminario, desde el punto de vista social y vista medioambiental.

SB ‚ÄĒQu√© bueno que hayan incursionado en esa √°rea. Una barcaza llega a sustituir a hasta 250 camiones; cu√°nto combustible f√≥sil dejamos de utilizar y cu√°nta contaminaci√≥n dejamos de producir al planeta. Si ser√° importante. Eso am√©n de lo que implica hacer una ruta. Dios nos regal√≥ rutas naturales, v√≠as naturales y los hombres nos hemos empe√Īado en romper el planeta para extraer el petr√≥leo y despu√©s quemarlo y producir todo este da√Īo ambiental que estamos produciendo. As√≠ que tambi√©n desde ese punto de vista es una enorme contribuci√≥n.

EC ‚ÄĒCuando hablamos de hidrov√≠a, hablamos de un sistema que puede incluir r√≠os, canales, lagunas, que se utiliza para que embarcaciones especiales transporten turismo, personas, pero sobre todo ‚Äďy este es el motivo mayor de inter√©s‚Äď mercader√≠a. Cuando se transporta mercader√≠a se utilizan barcazas, grandes nav√≠os, b√°sicamente chatos, en los que se coloca, por ejemplo, el grano. De alg√ļn modo, la hidrov√≠a tambi√©n propicia una industria naval, porque hay que contar con ese tipo de barcos.

SB ‚ÄĒIncre√≠blemente, Paraguay tiene la tercera flota fluvial del mundo. Es un dato que conocemos poco, pero despu√©s de la flota china y de la americana la m√°s grande es la flota paraguaya. Y tienen por supuesto una buena industria de fabricaci√≥n de barcazas. Pero Uruguay tambi√©n las puede fabricar, all√≠ hay otro espacio de trabajo.

EC ‚ÄĒ¬ŅC√≥mo miden el impacto social de una hidrov√≠a?

SB ‚ÄĒPara los que creemos que la felicidad del mundo reposa en la educaci√≥n y en el trabajo, cuando a un pueblo le permitimos plantar la tierra, producir, ocupar sus brazos, ese es el mayor de los impactos sociales. Pero estamos hablando de pueblos que se comuniquen entre s√≠, que jueguen como hermanos en el nivel continental. Es una terrible injusticia que en el continente se haya sido capaz de cerrarles las puertas de los mercados mundiales a pa√≠ses hermanos como Bolivia o Paraguay, a ciudadanos americanos como nosotros. Es un error hist√≥rico que debemos subsanar. Y me parece que en este momento est√°n dadas esas condiciones, porque han venido gobiernos de cabeza m√°s abierta, que piensan m√°s en econom√≠as abiertas y no tan protegidas, no tan pensantes en un crecimiento de tipo end√≥geno, sino gente que cree m√°s en la libertad de los mercados. Eso ha ayudado much√≠simo, y ha ayudado much√≠simo esta nueva actitud de Argentina.

En el seminario se produjeron dos hechos formidables, am√©n de los encuentros m√ļltiples y algunos de ellos claves, como el que reuni√≥ a Brasil y Argentina. Hubo un momento en que el viceministro de V√≠as Navegables de la Rep√ļblica Argentina, Jorge Metz, le pidi√≥ disculpas a Uruguay por los a√Īos de mal relacionamiento, a lo cual nuestro canciller, Rodolfo Nin, le respondi√≥: ‚ÄúLas disculpas entre hermanos no corresponden, d√©monos la mano y caminemos juntos‚ÄĚ. Fue un momento alt√≠simo, porque todo el mundo sab√≠a lo que eso significaba. Despu√©s, el momento en que el representante de Brasil, el n√ļmero uno de esa √°rea de Brasil, anunci√≥ la autorizaci√≥n legal y los recursos para el dragado del canal San Gonzalo, que une la laguna de los Patos y la laguna Mer√≠n y que puede llevar producci√≥n de La Charqueada o del Tacuar√≠ y de algunos puntos del lado de Brasil hasta Porto Alegre o hasta Porto Estrela y desde Porto Estrela, por ferrocarril, a todo Brasil. Estamos estableciendo unas importantes posibilidades de desarrollo de pueblos que est√°n absolutamente rezagados. Incre√≠blemente los pueblos que acceden a las hidrov√≠as en el continente, los que est√°n sobre los r√≠os, son las porciones de los pa√≠ses con menor PBI per c√°pita. Es un raro fen√≥meno que se produce, est√° en nuestras manos potenciar esas regiones del continente.

EC ‚ÄĒ¬ŅC√≥mo juega en ese proceso la lucha de intereses, la pulseada entre actores vinculados a la log√≠stica y en particular al transporte? Porque el desarrollo de las hidrov√≠as, por ejemplo algunas de las que usted mencionaba, implica p√©rdida de mercado por ejemplo para el sector de los transportes por cami√≥n o eventualmente por ferrocarril. ¬ŅEntonces?

SB ‚ÄĒCreo que no ha sido esa la experiencia. Cuanta m√°s producci√≥n ha habido, m√°s han transportado los camiones. Puede haber alg√ļn inconveniente en ese sentido, pero de cualquier manera ha habido grandes luchas de intereses de car√°cter pol√≠tico que han inhibido el desarrollo de las hidrov√≠as.

Otra cuesti√≥n que debemos comprender es que todas estas son obras de largo plazo y cuando un gobierno toma sus decisiones de inversiones de car√°cter presupuestal las toma por cinco a√Īos, entonces dif√≠cilmente ponga entre sus prioridades aquellas obras que no dependen de s√≠ mismo, que dependen de s√≠ mismo y del acuerdo con otros pa√≠ses. Esta falta de simultaneidad es una cuesti√≥n que hay que resolver. Uno no puede creer que en 500 a√Īos desde que Cabral lleg√≥ a las costas del Brasil o Sol√≠s las nuestras y se fundaron Asunci√≥n y Buenos Aires no hayamos sido capaces de resolver esta cuesti√≥n, que hayan existido siempre gobiernos malintencionados. Adem√°s ha existido conciencia americana por lo menos en buena parte del tiempo desde que la idea de la libertad americana empez√≥ a pisar nuestras tierras. As√≠ que uno no puede pensar que todo el pasado haya estado plagado de malas intenciones, por m√°s que hayan existido intereses que hayan inhibido cosas. Pero es claro que esta falta de simultaneidad tambi√©n es un tema que tenemos que resolver. Tenemos ahora algunos instrumentos de supranacionalidad y de financiamiento exterior que podr√≠an ayudarnos en este camino.

EC ‚ÄĒ¬ŅA cu√°les se refiere, por ejemplo?

SB ‚ÄĒMe refiero a todos los organismos multilaterales de cr√©dito que tenemos en el continente y en el mundo que podr√≠an colaborar en el financiamiento y en la ejecuci√≥n de estas obras que van mucho m√°s all√° de los plazos de los pa√≠ses. Algunas hidrov√≠as dependen de alg√ļn dragado ‚Äďen todas hay que hacer algunos dragados‚Äď, pero en la del r√≠o Uruguay hay que hacer algunas obritas para que los barcos puedan pasar por las represas.

***

EC ‚ÄĒUstedes est√°n pensando en las hidrov√≠as que ya est√°n trazadas, las que ya est√°n en consideraci√≥n desde hace tiempo: la hidrov√≠a Paran√°-Paraguay, la hidrov√≠a laguna Mer√≠n-laguna de los Patos y la hidrov√≠a del r√≠o Uruguay.

SB ‚ÄĒEs as√≠. La m√°s obvia de todas es la Paran√°-Paraguay.

EC ‚ÄĒEsa ya existe, tiene a√Īos de desarrollo. Buena parte de su movimiento pasa por Nueva Palmira, justamente.

SB ‚ÄĒAll√≠ hubo una cuesti√≥n de car√°cter pol√≠tico que inhibi√≥ un poco su desarrollo. Pero esos son los conflictos importantes que se est√°n resolviendo y que vienen haciendo crecer la carga que se transporta por all√≠ y la confiabilidad de este medio de extracci√≥n de la producci√≥n.

La de la laguna Mer√≠n-laguna de los Patos es una hidrov√≠a que funcion√≥ en el pasado, hace ciento y pico de a√Īos, que explic√≥ el desarrollo de esa regi√≥n, pero algunas cuestiones vinculadas a la falta de dragado en el canal San Gonzalo hicieron que los barcos se empezaran a atascar y terminaran inutilizando la hidrov√≠a como tal.

EC ‚ÄĒEn el seminario del mes de febrero el representante brasile√Īo anunci√≥ la disposici√≥n del gobierno de ese pa√≠s a concretar ese dragado. Me pregunto en qu√© medida las dificultades econ√≥micas por las que est√° atravesando ese vecino no van a dejar esas buenas intenciones otra vez por el camino.

SB ‚ÄĒAll√≠ se mencion√≥ que existe disponibilidad de recursos. Sinceramente yo tengo esa misma duda en este momento hist√≥rico tan complicado de la econom√≠a de Brasil.

EC ‚ÄĒY del lado nuestro, ¬Ņc√≥mo est√°n las cosas en la hidrov√≠a laguna Mer√≠n-laguna de los Patos? Recuerdo la expectativa que rode√≥ el comienzo de las obras para la terminal en La Charqueada, departamento de Treinta y Tres, sobre el r√≠o Cebollat√≠, que iba a ser uno de los puntos de apoyo de la hidrov√≠a del lado uruguayo. Sin embargo, tengo entendido que esa obra est√° parada desde comienzos del a√Īo 2014 por problemas que hicieron caer a la empresa que llevaba adelante el proyecto.

SB ‚ÄĒS√≠, existi√≥ all√≠ alguna dificultad, y tambi√©n tuvimos demoras. El tr√°mite de aprobaci√≥n especialmente en materia ambiental de la instalaci√≥n de un puerto es bastante largo, se miden muchos impactos, muchos aspectos. Las leyes de ordenamiento y de cuidado ambiental muchas veces tienen el grave problema de que hacen pasar los buenos momentos de la econom√≠a, cuando este tipo de inversiones son m√°s factibles. Pero esto hay que hacerlo con una mirada much√≠simo m√°s larga en el tiempo. Cuando uno mira con esa perspectiva las inversiones que implica el establecimiento de estos peque√Īos puertos, de estos embarcaderos, no son tan importantes, no son tan cuantiosas, est√°n al alcance del pa√≠s, del sector p√ļblico, pero especialmente del sector privado.

EC ‚ÄĒHay m√°s terminales de carga previstas sobre esta misma hidrov√≠a del lado uruguayo.

SB ‚ÄĒLas que han avanzado m√°s son la de La Charqueada y la del Tacuar√≠. Tambi√©n hay alg√ļn anteproyecto sobre el r√≠o Yaguar√≥n. Tenemos que estudiar y determinar claramente cu√°les de ellas ser√≠an las m√°s viables y sustentables.

EC ‚ÄĒ¬ŅQu√© tipo de inversiones se requieren del Estado para completar el sistema, visto desde el lado uruguayo?

SB ‚ÄĒEl Estado tendr√° que acordar con Brasil el tema de que cuando se drague en el canal San Gonzalo se drague en alg√ļn otro punto que inhiba el pasaje.

EC ‚ÄĒMe pregunto por las rutas de acceso a esas terminales. Son sistemas multimodales, probablemente los camiones o llegar los ferrocarriles tengan que llegar a esas terminales.

SB ‚ÄĒLos caminos ya existen, en todo caso se requerir√° la construcci√≥n de v√≠as de no m√°s de 15 kil√≥metros en un caso y tal vez un poquitito m√°s en el otro. En la parte de carreteras habr√° que reforzar esos caminos, pero estamos son tramos muy cortos, de entre 5 y 10 kil√≥metros, no son grand√≠simas obras que haya que asfaltar para viabilizar el pasaje de camiones. Por supuesto que esto implica respuesta del sector p√ļblico, pero no son respuestas inalcanzables ni sue√Īos sumamente lejanos. En el caso este lo m√°s importante es el dragado, y en el caso del r√≠o Uruguay‚Ķ

EC ‚ÄĒLa hidrov√≠a del r√≠o Uruguay todav√≠a requiere mucho desarrollo. Es un sue√Īo interesante, porque se trata de que funcione en el r√≠o Uruguay un sistema de transporte de carga no solamente en el tramo com√ļn entre Uruguay y Argentina, porque el r√≠o Uruguay sigue hacia arriba y se trata de aprovechar la conectividad con Brasil, Paraguay, etc√©tera. Pero el r√≠o Uruguay tiene represas, en particular la represa hidroel√©ctrica de Salto Grande. ¬ŅEntonces?

SB ‚ÄĒHay que prever la posibilidad del pasaje de las barcazas o de los trenes de barcazas.

EC ‚ÄĒHay que construir alg√ļn sistema de esclusas. En el caso de Salto Grande ese espacio, el llamado Exclusas de San Antonio, qued√≥ previsto cuando se instal√≥ la central hidroel√©ctrica, pero falta la obra correspondiente.

SB ‚ÄĒAs√≠ es, falta la obra correspondiente. Pero tampoco es una obra inalcanzable comparada con el impacto que tiene la hidrov√≠a sobre la econom√≠a no solo en nuestro pa√≠s sino en toda la regi√≥n que est√° al norte, especialmente en Brasil y Paraguay. Argentina le puede aportar tambi√©n mucha carga y mucho nivel de actividad a esa hidrov√≠a. De hecho, Argentina se mueve con much√≠simo inter√©s, la gente de Entre R√≠os se mueve con much√≠simo inter√©s y es muy proactiva en las acciones para el desarrollo de esta hidrov√≠a.

Hay que hacer esas inversiones. El tema es ¬Ņcu√°ndo las hacemos?, ¬Ņen el gobierno de qui√©n?, ¬Ņun gobierno puede esperar a la decisi√≥n del otro? En la hidrov√≠a de la laguna Mer√≠n vimos aquella reuni√≥n de Mujica y Lula en Livramento y la firma de la intenci√≥n de construcci√≥n. Ha transcurrido un plazo que para estas cosas es razonable pero han pasado dos gobiernos para tener la aprobaci√≥n legal en estos d√≠as. Y estamos hablando apenas de la aprobaci√≥n legal de un dragado, te podr√°s imaginar lo que es la aprobaci√≥n legal y de la viabilidad ambiental y t√©cnica, los estudios de ingenier√≠a, etc√©tera, que implican este otro tipo de obras.

EC ‚ÄĒPor eso mismo iba a preguntarle qu√© cambi√≥ ahora con esta decisi√≥n del presidente Tabar√© V√°zquez de incorporar el tema hidrov√≠as al Di√°logo Social, qu√© se puede esperar de nuevo.

SB ‚ÄĒQuien incorpora el tema es el presidente V√°zquez, sabiendo claramente que hay que mirarlo en el largo plazo. En el corto plazo √©l tiene una agenda concreta, de la cual podr√° resolver toda una serie de puntos para ir viabilizando el funcionamiento de las hidrov√≠as y otros se ir√°n encaminando. Lo importante que tenemos en este momento es la creaci√≥n de la conciencia en el Uruguay entero acerca de este tema, en esta que pretende ser una mirada suprapartidaria tambi√©n, una mirada del pa√≠s como un todo y no una mirada que ten√≠an sectores en este pa√≠s y diferentes generaciones. Adem√°s esto coincide con el inter√©s de gobiernos que est√°n llegando y que tienen una idea de libertad de mercado y de libre circulaci√≥n de los bienes, que creen en no trancar el trabajo del otro. Creo que en esta circunstancia hist√≥rica podemos dar algunos pasos m√°s largos.

EC ‚ÄĒPregunta un oyente, Ram√≥n, algo que me estaba quedaba en el punteo: ‚Äú¬ŅY ustedes est√°n pensando tambi√©n o van impulsar o puede pensarse en impulsar las hidrov√≠as internas, que tambi√©n dentro del Uruguay una parte del transporte de cargas se haga por v√≠a fluvial?‚ÄĚ. Pienso en el r√≠o Negro, en la cuenca del Santa Luc√≠a, en la cuenca del San Salvador, etc√©tera.

SB ‚ÄĒEn el r√≠o Negro con todas sus represas‚Ķ

EC ‚ÄĒEst√° bien, est√° el obst√°culo de las represas.

SB ‚ÄĒExistir√≠a esa posibilidad. En el estado de R√≠o Grande del Sur, en Brasil, existe la posibilidad de unir muy cercanamente la hidrov√≠a del Uruguay con la de la laguna Mer√≠n y venirnos casi hasta la salida del Atl√°ntico por ese lado tambi√©n, pero ser√≠a otra etapa. De cualquier manera, no descarto para nada que podamos ir aprovechando ese recurso. De hecho, Brasil, que tiene en el Amazonas la gran hidrov√≠a del Mercosur, la m√°s utilizada, la que genera m√°s riqueza, tiene la ventaja de tener en las dos m√°rgenes el mismo pa√≠s, esa es una gran ventaja en el funcionamiento de todo esto. As√≠ que no descartemos aplicar nuestra inteligencia para desarrollar lo nuestro tambi√©n.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

Notas relacionadas
Dardo Sánchez (intendente de Treinta y Tres): "El puerto de La Charqueada le puede dar un dinamismo a esta parte del país que nunca tuvo", En Perspectiva, 30.12.2013

Nueva terminal de cargas en La Charqueada fortalecer√° comercio con Brasil, En Perspectiva, 7.10.2009

Documento relacionado
Conclusiones del seminario Hacia un mejor aprovechamiento de las Hidrovías del Mercosur organizado por el Congreso de Intendentes