EnPerspectiva.uy

Entrevista central, jueves 21 de diciembre: Jorge Basso

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Entrevista con el doctor Jorge Basso, ministro de Salud P√ļblica.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

Video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Jueves 21.12.2017, hora 8.30

EMILIANO COTELO (EC) ‚ÄĒLa semana pasada, el Ministerio de Salud P√ļblica (MSP) dej√≥ sin efecto la apertura anual del ‚Äúcorralito mutual‚ÄĚ que deb√≠a ocurrir en febrero de 2018, una ventana en la que 1.600.000 personas pod√≠an cambiar de prestador de salud.

Con esta medida, a partir de enero quienes quieran pasar de una institución a otra deberán hacer la solicitud mediante una nota justificativa enviada a la Junta Nacional de Salud (Junasa).

Seg√ļn el ministerio, la decisi√≥n busca evitar el delito de intermediaci√≥n lucrativa que se da cada a√Īo, cuando hay quienes entregan dinero a usuarios para que cambien de prestador.

La medida ha generado críticas de varias mutualistas, del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y de la oposición política, que argumentan que el Poder Ejecutivo está coartando la libertad de los usuarios para elegir la institución donde se atienden.

Escuchamos hace unos d√≠as en ese sentido la opini√≥n del senador Javier Garc√≠a. ¬ŅQu√© responde el Gobierno?

Vamos a conversarlo con el ministro de Salud, doctor Jorge Basso.

Refresquemos qué es el corralito y la apertura del corralito.

JORGE BASSO (JB) ‚ÄĒLa reforma sanitaria en curso en nuestro pa√≠s, que ya lleva diez a√Īos, establece que las personas que est√°n vinculadas a la seguridad social y por lo tanto integran el Seguro de Salud, aportan un porcentaje de sus ingresos, en funci√≥n de su composici√≥n familiar, que va al Fondo Nacional de Salud (Fonasa), que est√° en la √≥rbita del Banco de Previsi√≥n Social (BPS) y los usuarios pueden elegir entre 43 prestadores, 42 privados y ASSE como prestador p√ļblico integral.

EC ‚ÄĒLa cuota la paga el Fonasa.

JB ‚ÄĒLa cuota la paga el Fonasa en funci√≥n de lo que se denomina una c√°pita, que est√° vinculada a la edad y el sexo de las personas. El c√°lculo que [dio origen al] valor de la c√°pita, siempre en discusi√≥n, tiene en cuenta los gastos que originalmente, en el 2006, a partir de la informaci√≥n del Sistema Nacional de Informaci√≥n (Sinadi), presentaron las instituciones privadas. M√°s recientemente tambi√©n el sector p√ļblico comenz√≥ a tener informaci√≥n, en ese momento no ten√≠a absolutamente ninguna informaci√≥n. La idea es que esa c√°pita d√© cuenta del gasto a lo largo de la vida, que obviamente en los dos extremos son mayores y por tanto se evite un fen√≥meno que se daba antes de la reforma, que es que las instituciones tend√≠an a elegir a aquellos usuarios con menos riesgo, por lo tanto que estuvieran m√°s sanos, que no tuvieran los costos propios del envejecimiento poblacional o los problemas vinculados a la primera infancia. La c√°pita tiene en cuenta los costos que surgen del an√°lisis de la informaci√≥n.

EC ‚ÄĒEl ‚Äúcorralito‚ÄĚ es un sistema que se instaur√≥ durante el Gobierno del doctor Jorge Batlle a ra√≠z de la crisis del 2002. El t√©rmino viene de Argentina, del corralito bancario, pero ac√° implic√≥ la prohibici√≥n durante a√Īos de traspaso de una instituci√≥n a otra porque era un momento muy delicado y algunas mutualistas pod√≠an llegar a quebrar si ocurr√≠a un movimiento muy grande. Se abri√≥ por primera vez en febrero de 2011, y en los a√Īos sucesivos se constat√≥ que cuando se lo abre, en febrero, no hay un traspaso enorme, no hay una movilidad masiva, el movimiento es de alrededor de 4¬†%.

JB ‚ÄĒSiempre ha estado por debajo de 5¬†%, e incluso en el √ļltimo a√Īo fue de 3,4¬†%, cuando hab√≠a 1.600.000 personas en condiciones de cambiarse, que hab√≠an cumplido los tres a√Īos que se exig√≠an. Hay una tendencia a la disminuci√≥n.