Editorial

Es momento de salir del fuselaje

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Por Alejandro Sciarra ///

Mientras escribo estas l√≠neas, se cumplen 46 a√Īos de aquellos 21 al 23 de diciembre en que una gran comunidad de familias uruguayas (quiz√° el Uruguay entero) recib√≠a el mejor de los regalos de Navidad: hab√≠a sobrevivientes y volv√≠an a casa.

El 13 de octubre de 1972 un vuelo charter de la Fuerza Aérea Uruguaya que viajaba rumbo a Santiago de Chile con 45 jugadores de rugby del Club Old Christians, familiares y amigos, cae en la cordillera de los Andes.

Se ha hablado mucho sobre el periplo de esos 72 días en la nieve. Hemos leído libros, hemos asistido a conferencias, mirado películas y documentales.

Se cumplen en estos d√≠as 46 a√Īos de aquel d√≠a en que nosotros, a√ļn los que todav√≠a ni siquiera hab√≠amos nacido, recib√≠amos el regalo de una historia de amor por la vida, compa√Īerismo, sacrificio y fortaleza que pasar√≠a a formar parte de nuestra vida para siempre.

Ese diciembre de 1972 parecía venirse una Navidad oscura y triste para todos. Pero un día como hoy, dieciséis almas decidieron ser luz y regocijo para esa comunidad que esperaba contra toda esperanza. Volvían a nacer. Volvían de un mundo inviable dando un mensaje de resiliencia absolutamente fuera de lo humanamente posible.

‚ÄúVengo de un avi√≥n que cay√≥ en las monta√Īas, Soy uruguayo. Hace 10 d√≠as que estamos caminando. Tengo un amigo herido arriba. En el avi√≥n quedan 14 personas heridas. Tenemos que salir r√°pido de aqu√≠ y no sabemos c√≥mo. No tenemos comida. Estamos d√©biles. ¬ŅCu√°ndo nos van a buscar arriba? Por favor, no podemos caminar. ¬ŅD√≥nde estamos?‚ÄĚ

Eran palabras de vida. De resurrección. El 1973 comenzaría como una nueva oportunidad para todos ellos. Estaban muertos, y volvían a vivir.

Yo viv√≠ envuelto en la m√≠stica de esa tragedia-milagro durante trece a√Īos de mi vida, gracias a mi pasaje por el mismo colegio al que pertenec√≠an todos ellos. Crec√≠ junto a sus hijos, sinti√©ndolos muy cerca.

Esos ejemplos de entrega humilde, de esfuerzo interminable, aplomo y responsabilidad solidaria fueron como un olor permanente en mis a√Īos escolares y liceales, aunque ojal√° les llegase a los tobillos.

Pero por alg√ļn lamentable motivo, esta historia ha resonado m√°s en el exterior que en nuestro pa√≠s. Pues son uruguayos, son nuestros, forman parte de nuestra historia, de nuestra m√≠stica. No s√≥lo de la de mi querido colegio. La garra charr√ļa no s√≥lo se hace presente cuando vemos a Lodeiro trancar en el suelo con la cabeza, o al ‚ÄúCacha‚ÄĚ mareado aguantando en pie, sino tambi√©n cuando pensamos en estos hombres que decidieron que setenta y dos d√≠as a 30 grados bajo cero con un blazer y un pantal√≥n de colegio no ser√≠an suficientes para sacarlos de la cancha.

Esa tambi√©n es la historia del Uruguay. Esa tambi√©n es la garra charr√ļa. Esa que nos ense√Īa que hay un ma√Īana. Y que as√≠ como estos ‚Äúlocos‚ÄĚ creyeron que pod√≠an cruzar los Andes caminando, nosotros (no podemos) debemos creer que un Uruguay mejor es posible. Que por oscuro que pueda verse para algunos el porvenir, podemos cruzar nuestros Andes. Nos doler√° el cuerpo, ser√° agotador, pero, en definitiva, es nuestra historia. S√≥lo tenemos que hacernos cargo. Solo tenemos que salir del fuselaje.

***

Emitido en el espacio Tiene la palabra de En Perspectiva, lunes 24.12.2018

Sobre el autor
Alejandro Sciarra es abogado de formaci√≥n, pero a los 30 a√Īos dio un giro hacia la psicolog√≠a positiva aplicada al √°mbito educativo y empresarial. Desde los 18 a√Īos participa en pol√≠tica, integr√≥ en m√°s de una oportunidad La Tertulia de En Perspectiva, es colaborador del Semanario Voces y en Radio Oriental. Desde hace un a√Īo est√° radicado en Italia con su esposa, desde donde sigue de cerca la realidad pol√≠tica y social uruguaya y europea.