Editorial

Los vivos, los bobos y los otros

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Por Mauricio Rabuffetti ///
@maurirabuffetti

Pas√≥ pero no pas√≥. Y no pas√≥ porque result√≥ pol√≠ticamente inconveniente. Si no usted que paga en fecha la patente de su auto, o al menos lo m√°s en fecha que puede, y que sacrifica tiempo y esfuerzo para estar al d√≠a con ese desproporcionado tributo municipal, hubiera terminado quedando a la sombra de los morosos. Porque eso fue lo que pas√≥ en este Uruguay de particular sentido de la justicia y de la oportunidad, el Uruguay de ‚ÄúLos nabos de siempre‚ÄĚ que tan bien describi√≥ en su libro el periodista Tom√°s Linn. Un Uruguay que nos aburrimos de ver repetido como figurita f√°cil. Un pa√≠s en el que las amnist√≠as tributarias se discuten, tal parece, a espaldas de la gente, se pactan en silencio para no afectar el pago de cuotas, y cuando se conocen por la prensa sublevan a propios y ajenos y fracasan por conveniencia pol√≠tica.

Elaborar un mecanismo de pago que permita que quienes tienen deudas en sus veh√≠culos se pongan al d√≠a es, como no, una buena medida. Es importante para el bien de todos que cada cual contribuya a la altura de lo que exige la norma para sostener el buen funcionamiento de las intendencias, aunque est√©n infladas de personal y deudas. Quienes deben no son solo los vivos que saben que pueden vender el auto con deuda o que alg√ļn d√≠a vendr√° una nueva ‚Äúmoratoria‚ÄĚ. Muchos uruguayos no alcanzan a pagar porque sencillamente no pueden y no por falta de voluntad. Sus ingresos no les alcanzan o los costos de las patentes son simplemente rid√≠culos para un pa√≠s en el que la mayor√≠a del precio del combustible est√° constituida de impuestos que se vuelcan al Estado. Muchos de esos uruguayos dependen de sus veh√≠culos para trabajar.

A su vez, las intendencias, desfinanciadas como están en algunos casos, deben ser creativas a la hora de mejorar su recaudación.

Pero es inadmisible que estas ‚Äúsoluciones‚ÄĚ entre comillas se elaboren sin considerar al buen pagador. Si los se√Īores intendentes resuelven una amnist√≠a para los morosos, entonces reconozcan de alguna manera a quien tal vez con un enorme esfuerzo se mantiene al d√≠a y no debe. Es la √ļnica forma de que este tipo de mecanismos sean justos. De lo contrario, lo √ļnico que hacen es generar la impresi√≥n de que los vivos son los que ganan, y los dem√°s somos los bobos. Si no se atiende a quien se mantiene al d√≠a con sus tributos y se otorga una nueva facilidad de pago a los deudores, se est√° fomentando precisamente el comportamiento evasivo cuyas consecuencias se busca subsanar.

Se dir√° que quienes pagan la patente de su auto en fecha tienen un descuento sobre el valor total del tributo. Bien. ¬ŅDe cu√°nto es el beneficio, no ya para quien no puede pagar sino para el que puede y no paga, y ‚Äúbicicletea‚ÄĚ al gobierno municipal durante a√Īos? ¬ŅQu√© pasar√≠a si m√°s y m√°s contribuyentes resuelven entrar en moratoria porque, total, alg√ļn d√≠a seguro los amnist√≠an? ¬ŅNo ser√≠an las propias intendencias las m√°s perjudicadas?

Es insólito pero cierto: los intendentes que apoyaron esta alternativa parecen no considerar el mensaje que transmiten a una ciudadanía que está exprimida por los impuestos, a los sueldos, a las jubilaciones, a los combustibles, a los comestibles, y la lista es tan extensa que se me acaba la columna.

Lo peor del caso es que el acuerdo fracas√≥, por ahora, no por injusto ‚Äďque lo es-, sino porque tom√≥ estado p√ļblico y entonces algunos jefes comunales temieron que muchos contribuyentes no pagaran lo que les queda por pagar este a√Īo. Dicho de otro modo, si el diario El Pa√≠s no publicaba la existencia de este ‚Äďpara algunos- generoso y ventajoso acuerdo, probablemente en 2018 algunos se habr√≠an desayunado de que otra vez, su esfuerzo por pagar a tiempo, no tuvo mayor retribuci√≥n que la de dormir un poco m√°s tranquilo.

Esta discusi√≥n ya es vieja en Uruguay. Ya pasamos por estas medidas. Si los adeudos son tan grandes como se estima, es porque los impuestos son demasiado elevados. Tal vez podr√≠an innovar las intendencias y rebajar sustancialmente las patentes para quienes pagan en fecha. Buscar√≠an de ese modo una ganancia financiera y dar√≠an el mensaje de que quieren cobrar sin beneficiar a los vivos sino al que realmente, aunque quiera, no puede estar al d√≠a, sin discriminar a quienes se esforzaron por pagar a tiempo. No acuerden una ‚Äúamnist√≠a hist√≥rica‚ÄĚ; hagan Historia y busquen una salida justa.

***

Emitido en el espacio Tiene la palabra de En Perspectiva, miércoles 01.11.2017

Sobre el autor
Mauricio Rabuffetti (1975) es periodista y columnista político. Es autor del libro José Mujica. La revolución tranquila, un ensayo publicado en 20 países. Es corresponsal de Agence France-Presse en Uruguay. Las opiniones vertidas en este espacio son personales y no expresan la posición de los medios con los cuales colabora.