Blogs

India: Otro abordaje de la enfermedad mental

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Por Gabriel Díaz ///

La India es un pa√≠s complejo que indigna o sorprende para bien, casi sin intervalos. No es, definitivamente, el remanso de paz y espiritualidad que los yoguis occidentales nos muestran o pretenden mostrar. Es cierto: su cultura milenaria nos ense√Īa mucho sobre el ser humano y su existencia, acerca de c√≥mo vivir en armon√≠a con nosotros mismos y nuestro entorno.¬†Pero esa parte de la historia no es la que se respira en sus calles, un verdadero amasijo de miseria y contaminaci√≥n, un caos donde lo que prima es la supervivencia pura y dura.

En la India cada d√≠a son asesinadas 2.000 ni√Īas, por indeseables, por ser ni√Īas, seg√ļn reconoci√≥ la ministra india para la infancia y la mujer, Maneka Gandhi, en abril de este a√Īo. Las ni√Īas y las mujeres sufren violaciones o ataques con √°cido, ante la mirada pasiva de las autoridades que siguen ignorando sus derechos por m√°s que las leyes indiquen lo contrario.¬†En este contexto violento y machista, miles de mujeres con enfermedades mentales son abandonadas a su suerte, en las calles, sin ayuda alguna. Salvo contadas excepciones.

En la d√©cada de 1990, una joven estudiante de asistencia social, Vandana Gopikumar, encontr√≥ a una se√Īora en la vereda, semidesnuda, en un estado de angustia que la hab√≠a dejado completamente fuera de s√≠. Busc√≥ ayuda pero las puertas se le cerraron. Y fue as√≠ como naci√≥ la idea de crear The Banyan, una organizaci√≥n que hoy rescata, protege y rehabilita a mujeres con enfermedades mentales, pobres y sin techo.¬†Por su centro de acogida, ubicado al sureste del pa√≠s, ya han pasado 1.500 j√≥venes y adultas que consiguieron reunirse con sus familias.

Derribar el estigma que pesa sobre las personas que sufren esquizofrenia o cualquier otro tipo de enfermedad mental, así como bregar por su protección y dignidad, está entre nuestras tareas pendientes. El desconocimiento nos hace sentir miedo, que a menudo deriva en indiferencia, y mirar para otro lado solo genera más dolor y soledad.

En todas partes existen experiencias como la de esta organizaci√≥n india, solo hace falta que las busquemos y les demos una mano de la forma que podamos y queramos. Difundi√©ndola es una de ellas.¬†Este reportaje¬†que escrib√≠ para el diario El Pa√≠s de Madrid permite¬†conocer el trabajo desempe√Īado por The Banyan, con im√°genes y testimonios recogidos en la India.

Una de las pacientes de la organización The Banyan en Chennai, India. Crédito: The Banyan

Una de las pacientes de la organización The Banyan en Chennai, India. Crédito: The Banyan