Blogs

El libro de Jorge
Objeto: Zapatilla

Por

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Traducciones del alem√°n

Objeto: Zapatilla

Si se observa la superficie terrestre con cierta atención, una mirada experta descubrirá caminos donde no hay camino, especialmente sobre tierra blanda, arena seca o pasto suave: son huellas de pisadas de seres humanos.

Estos trazados libres conducen casi siempre a determinadas envolturas del tama√Īo de un pie, f√°ciles de atrapar durante la noche porque, sin excepci√≥n, descansan junto a la cama. Las envolturas con lomo de lona y la cara de esparto trenzado se denominan ‚Äúzapatillas‚ÄĚ, ‚Äúalpargatas‚ÄĚ o m√°s directamente: ‚Äúhumildad‚ÄĚ. Como apuntara Benn, Gotfried en ‚ÄúPoemas est√°ticos‚ÄĚ, 1948: ‚ÄúLa humildad es una bolsa que contiene ir y venir y que al ser golpeada contra el piso ofrece la otra mejilla al paso siguiente‚ÄĚ.

Cabe agregar que toda vez que alguien toca el piano con los pies, digitando en la panza de un canguro pich√≥n, el lenguaje popular afirma: est√° en chancletas. Seg√ļn observa el mismo Benn: ‚Äúel chancleteo es un zapateo que se hace sin bailar, as√≠ como los bailarines caminan sin ir a ning√ļn lado; pero al rev√©s‚ÄĚ.

Es de principio que todo ser enchancletado sea un ser modesto: usa el globo terr√°queo de tambor, pero lo golpea apenas, con sordina, como evitando que el mundo ‚ÄĒque gira en el aire‚Äď se mueva o se machuque con su andar, como cuidando que pueda haber muchos que chancleteen sin interferir sus respectivos ritmos de percusi√≥n chancl√°tica: arrastre, tal√≥n y piso, arrastre, tal√≥n y piso, shhh, tac, toc, shh, tac, toc, shh tac toc…. en muchas direcciones y al mismo tiempo.

El examen fenomenol√≥gico de un par de zapatillas rellenas permite sacar asimismo otras conclusiones biol√≥gicas. Escribe, por ejemplo, Darwin, Charles Robert (1809‚ÄĒ1882) en su ‚ÄėVoyage of a naturalist round the world‚Äô: ‚ÄúEs muy com√ļn encontrar en esta zona meridional, dentro de un par de zapatillas normales, dos manos subnormales y ‚Äďen tal caso‚Äď, puede afirmarse que ya no estamos en presencia de un chimpanc√© sino de una persona. Persona es todo mono mediano cuyas extremidades inferiores est√°n atrofiadas y, en consecuencia, solo sirven para sostener porque se han hecho incapaces de agarrar, fen√≥meno inexplicable en la evoluci√≥n de un animal tan codicioso como el ser humano‚ÄĚ.

Algunos autores franceses afirman que fue el af√°n de disimular esta inferioridad de base la que llev√≥ al uso de forros o fundas que taparan los cinco mu√Īones inservibles llamados alegremente ‚Äúdedos de los pies‚ÄĚ. Horkheimer, Max, en la ‚ÄúDial√©ctica del iluminismo‚ÄĚ afirma que fue un arrebato de humildad el que llev√≥ a la creaci√≥n del tercer zapato, destinado a cubrir equivocaciones (l√©ase: cabeza). El gracioso nombre de sombrero que distingue a la zapatilla de arriba es particularmente significativo. En efecto, designar con el t√©rmino ‚Äúsombrero‚ÄĚ‚ÄĒes decir, lugar de la sombra‚ÄĒ a la tapa que apoya sobre la claridad del pensamiento, demuestra que tambi√©n la etimolog√≠a puede ser una disciplina ir√≥nica.

¬ŅHar√° alusi√≥n a este aparato la extrema expresi√≥n hallada en algunos diarios muy antiguos: saltarse la tapa de los sesos?

En una próxima comunicación nos abocaremos al estudio de la zapatilla crítica, o delantal de hoja de parra, que Adán chancleteó por el jardín del Edén como si las vidas fueran maracas.

* * *

El libro de Jorge es el blog de Carlos Maggi en EnPerspectiva.net. Actualiza los viernes con uno de los textos de El libro de Jorge, volumen que editó originalmente el Club del Libro del programa radial Discodromo en agosto de 1976.

El próximo viernes 11 de diciembre publicaremos, de las Traducciones del alemán, Objeto: Tortuga.